Wiñay suyasqayki huk willaykunapas. Te esperaré siempre y otros relatos, Marithelma Costa

Desde el calido portorro, Marithelma Costa nos manda su lectura en castellano de la cuentistica Gloria Cáceres Vargas.  Sullpayki panikuna.

Wiñay suyasqayki huk willaykunapas. Te esperaré siempre y otros relatos de Gloria Cáceres Vargas
Marithelma Costa, Hunter College
En la luminosa colección de cuentos Wiñay suyasqayki huk willaykunapas. Te esperaré siempre y otros relatos, su autora Gloria Cáceres Vargas propone al lector varios viajes paralelos y simultáneos. El primero, dictado por la literatura infantil, género en el que se incribe, es un viaje a esa región privilegiada de la inocencia. Los hechos se narran desde la perspectiva de una niña que viaja con su familia al pueblo. El texto comparte por ello la ligereza de esa voz infantil que describe cándidamente su percepción del mundo.
El segundo viaje es a la lengua quechua. La niña vive, recuerda y transcribe sus experiencias en la propia lengua de la familia y su entorno, con lo que la narración no se halla mediatizada por las estructuras del castellano, sino dictadas por los propios ritmos de la lengua del Altiplano en la que se viven los hechos.
El tercer viaje constituye la propia materia narrativa: el rito anual del desplazamiento con toda la familia de Lima al pueblo de Colta, viaje que no se hace de una manera lineal, sino en múltiples jalones llenos de obstáculos y sorpresas.

En fin, Wiñay suyasqayki huk willaykunapas. Te esperaré siempre y otros relatos  de Gloria Cáceres Vargas constituye un libro atractivo y enriquecedor tanto para los padres que han de adquirirlo, como para los niños quienes lo disfrutarán a plenitud.

1 comentario

  1. Los ritmos de la lengua nativa de Gloria Cáceres vargas, no son del Altiplano, son de la cordillera del Wanzo, punas, jalcas, quechuas y yungas se contemporizan en la melodía de ese runasimi, propia del sur ayacuchano, así Colta, ciudad andina, es el centro objetivo, y hacia donde llega y nace la narrativa llana de vivencias propias que, nunca ficticias ni elaboradas, están impregnadas del verbo nacido desde las entrañas de la cosmovisión andina, amor a lo nuestro con una entrega total y transparente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s