Hebras de Malasaña y tres poemas. Yulino Davila / Beatriz Ruibal

 

Hoy no he salido de casa / Llueve

Doy vueltas igual que un viejo lagarto

bostezando

el guión que se acomoda a sus escamas / Llueve

Hoy me he apretado a viejos inconvenientes

Mi falta de respeto es desazón

por este atardecer ronco en plena primavera

que desde mi ventana

no es más que una parca calle         terca y solitaria

y me refleja

Una mala nota en el fonógrafo del mundo    me ha despertado

Tiene algo de tripa vacía             (ruido de cascos)

que rumia confetis ajenos

El humor:  es un doblado pañuelo que espera

en una caja de cereales

al lado de una guitarra sin sol sin mi

y polvo

Polvo de fría pensión donde la humedad

me despertaba igual que una vagina enardecida

(Una vez amé imprevisiblemente una mirada

con chimenea

tenía un hospital en la boca

era una mujer contemporánea

Siempre llegó a tiempo

cuando traté de engañarla

Una vez)

Hoy nadie me espera

puedo ir a mis antojos licenciosos    como al cine

o tomarme un café  y  guiñarle el ojo

a la viuda de la otra calle

pero afuera llueve  y  nadie me espera

El tiempo no adornará mi vestido  desteñido y arrugado

Hoy me cae la desidia    sin medida

un charco de agua rancia

salpicando mi mejor escapatoria

Es un hueco que me crece

en tanto

recorro con mis ojos de murano

unos trastos acomodados a la ligera

Y todo esto  no es más que un rechinar de grillos

que desalojo      de un maletín

MOLIDO

 

hola, aquí está tu diario de la mañana

Frank O’Hara

Ahora recuerdo cómo me enseñaron a tener en orden

mis cosas

ahora que termino de hacer mi habitación

como una visita

Mis papeles que desdoblo orean

una extraña sensación y me aligeran

(zurcidas imágenes chorreando melosamente para ti)

Para ti         –ignorado perfil de mediodía-

estoy acomodando mi cuerpo

a una dura silla

difícil/inútil labor

con las espaldas doloridas

por exceso de bebida y otros excesos

sin lamento

para arrancar que estoy recordándote

semejante al parque donde mi infancia jugó y lloró

¿Qué cara vas a poner

cuando destape ante tu puerta la garúa o

la huella del viento sobre los árboles en mis cabellos

y un cigarrillo que me dieron por ahí?

¿Cómo me vas a atender

después de la comida cuando tengas la modorra?

A través de una calle soleada

(que intentan ser estos apuntes)

estoy sudando una porción de malos hábitos

que mis duendes no delatan

y es la hora de la comida sin comida

la hora en que alimento es la brumosa ensoñación

de lenguas de muchachas que cabalgué sin fundamentos

en territorio ajeno  /  Pedazos de lujuria

entre mis parapetos  bajo el rescoldo

Sólo un poco de mar en mis axilas

La verdad es que salgo

de las contraportadas de mis deseos

con la ropa sucia

y estoy cansado    sin tristeza

No tengo más relámpagos que una sonrisa indescifrable

y ese desplazamiento frívolo que no comento

O la caída de una voz saludando a un farol

que se descubre con asombro

Jamás di una media vuelta haciendo crujir mis huesos

y el beber sólo me consagra una impostura

sin importancia    Estoy molido

Estoy molido a pesar de tu lánguido silencio

que deja de ser un adorno que juega con tus modales

Húmedo atardecer llamándome con un silbato

No quiero más preguntas

ahora que veo a mi recreo haciéndome señales

¡Oh animal cariñoso!        dónde has puesto tu rostro

de vieja embarcación

que unos aires de campanas

traen ojeroso tu nombre prendido en los anuncios de neón

¿Me dejarás oler tu espalda

de cargador de soledades?

¿Dejarás que me mire en tus ojos

como se ve en las películas?

¿Acaso traes la medicina que no encuentro bendita?

Los bares

dejan gotear una cintura de aguardiente

en mi inclinada copa

y hoy no estoy de fiesta

Y qué le voy  a  decir  a  mi vecina

cuando la encuentre en las escaleras

con mi vestido de piano

y mis adornos de peces en llamas

-buenos días señora Luna polvo-rosa

preciso un poco de cocaína / unos estoques

en la diana de mi tristeza

para no olvidar a la ramera de estos cielos

Estoy molido

sin haber hecho el amor

con aquella

que se venía prendida como una pompa de champagne

y reventó en mi cama

de artesano de vientos

Y pienso en lo ingeniosos que apuestan a ser

esos vendedores de baratijas

con sus palabras ríos seductores

exquisitos espadachines de los embustes

– Errol Flynn  sollozaba en un rincón –

Yo no tengo nada que vender

prendo fuego a mis pestañas

para ver en blanco

y se me destiemplan los espacios al caminar

ahora que hago el mundo como una visita

cayendo sin remedio

perplejo

inaccesiblemente

cayendo

TEMA PARA UNA CANTANTE

 

 

A Elías Durand

 

¡Qué día hacía cuando un gesto limpio

llegó

con la lluvia

que camina con todos

acariciando rostros callejeros!

¡Las gotas tema para una cantante!

Son las últimas lluvias a principios de mayo

y la gran ternura

Una mujer

un alma en mi lluvia     estrena una fiesta

Estoy tranquilo     yo un hombre a punto del desborde

y una mujer me crece dulcemente

¿Se daría cuenta

de cómo me brillaban los ojos?

Contemplé el planeta

por una ventana a ras del suelo

Otra vez el Sol

y vi mi película / Una pasada de vueltas sin ruleta

¿Por qué habré permitido alguna vez aburrirme en el pasado?

¿Reconoces esto sin estremecerte?

Y me pierdo por las calles

o el brillo de unas botellas

que delatan mis ojeras acuñadas sin sol

me hacen desaparecer

Pero ella ha visto

mis dibujos

desolados

como tristes autopistas  más delgadas

a más distancia  /  Sonido Coleman

Y he derramado tuertos collages en mis entramados

tomando el metro con risa de fantasma

que desea lo mismo que todos los fantasmas  –  un cuerpo

Durmiendo la borrachera de brisa latina que estrujé con ella

desde su habitación con espuma de blues

hasta mi furgón donde abrazaba mis temblores

Ahora   -una mujer en mi lluvia-         me enternece

ese enigma cabalgado en la historia de la noche

mostrándome

su tranquila ensoñación

su tranquila y melódica manera de ponerme

las uñas tras los gemidos

Una Rosa que ha logrado crecer

entre zafios y malandrines

/  Dime

a quién llevaré estas columnas para que pueda cantar con ellas

en voz alta

y mostrar estos arcos luminosos sin religión

entre las piernas de mi deseo

y decirle

¿qué pasa?  estoy contento hoy

/ Dime

a quién le diré tamboreando que en la plaza hace frío

y voy a esperar un buen sonido

para mover mis pies de bailarín

(unos muchachos que pasaron correteando me han puesto en alerta)

a quién llamaré a su trabajo y lo encontraré sonriendo

sin despertar sospecha

/ Dime

a quién desgarbado oscuro y malicioso

podré destapar mis ojos de viejo felino

como dos negros caramelos

y pedirle prestado un acto de silencio

para sellar el remiendo que gotea

de este patinar

¿Será ella la que peine esta melancolía?

Estas son mis visiones de primavera en mayo

Serena y con astros en sus mejillas

ella tiene el rostro de Nush

pero está viva

inaprensiblemente hermosa  (salvando la distancia)

y para siempre   tierna     difícil     calma

sobre todo en ese instante

en que sabemos solfear

¡de ahí soy!

Y tú ¿sigues frecuentando el Dantón?

La lluvia repicará sobre nuestros aleros algún día

repicará

un amargo misterio

cuando las luces de la ciudad se enrosquen

a nuestra garganta

cual bufanda

que nos ampare del invierno

Y cómo podré hablar con gente como ella

sin alma vagabunda

y decirle que su sonrisa me transparenta

en el hachís encendido     los ojos entreabiertos

y trampolines en las pestañas escuchando

mi bossa nova

en el limbo de sus muslos de cascadas

¡Amigo!

es un extraño disparo         sin identificación

donde he estacionado mis imágenes

Atrás una perpendicular mueca que no puedo consolar

He sido deseado en otro sitio

pero estoy aquí

rumiando

la manera callada

y su discreta lejanía

¡Amigo!

esto es un antiguo poema que desgajo en la medianoche

a la altura de una calle no fotografiada

es una vieja costumbre

que no termino de reconocer

Atentamente

un día que me es tan insoportable quedarme en el mundo

sonando

desafinado

rigurosamente

sin haber conseguido el consentimiento de su locura

Puedes tú datearme

¿por qué los ojos de una mujer de ojos graves

son tan extraños y perdidos?

Invéntame una clave      calladamente

y toca este tema sin prisa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s