Yaku unupa yuyaynin por Julio Chalco

Que el wayki Julio Chalco haya encontrado Yaku Unupa Yuyaynin en el baratillo del Cusco es algo hermoso. Si en el mercdo se venden esplendidas  papas, que mejor lugar para un libro donde se les  rinde homenaje.  Muy acertada la comparacion de Julio de los nodos de la poesia de Hugo Carrillo con la de los quipus, que  al igual  que la poetica del espacio  no son sino poesia concreta. Vamos acaso  llegando a comprender que en fondo la poesia integral, tan cara a la generacion del 70 es la del espacio, los sonidos, los  tejidos y las alineacioens  cosmicas en donde el hombre se sumerge en carne y hueso, como lo  buscaban las Armas Molidas. Mas problematico es pensar que Blas Valera haya escrito la Nueva cronica. No creo que un cura se atreveria a reecribir, en espanol huambar y mejorado, la Biblia, como ocurre al inicio de la Nueva Coronica, nispalla nichkani.
10003438_10202345149524473_1010348895_nOtra vez “El baratillo” me ha regalado una tierna sorpresa. El sábado pasado, casi ahogado en una oleada de libros de segunda mano, hallé un curioso poemario cuyo título es “Yaku unupa yuyaynin” (Memoria del agua) del poeta apurimeño Ugo Carrillo. Digo curioso pos su inusual propuesta de edición; ya que aparte del cuidadoso trabajo de edición se ha adicionado una suerte de khipu que no solo sirve de separador (como inicialmente pensé), sino plantea una íntima relación con los versos contenidos en el libro. Y es verdad, cada verso, palabra, imagen hacen de “Nodo” metafórico, como lo ha sugerido mi hermano Fredy Roncalla (en la espléndida introducción que le ha hecho al libro), para formar parte de ese tierno khipu que son cada uno de los poemas que forman el libro. Por su parte los poemas también son los nodos temáticos que construyen y transmiten el discurso íntimo del poeta y la polifonía de voces quechua que esconde, pero que está, desde tiempos inmemorables.
Por otra parte esto de los khipus son un tema que había dejado hace muchos años, pero luego de mi feliz encuentro con un monumental estudio sobre Blas Valera, que trae consigo los originales de esas crónicas, nuevamente me he puesto a repensar si realmente los incas tenían escritura. La propuesta de Blas Valera (que la mayoría de académicos cree descabellada) pone en tela de juicio la autoría de Guaman Poma con respecto a “Nueva Crónica…” y el contenido de “Los comentarios Reales..” del Inca Garcilaso. Y es que la estructura y discurso del libro de Ugo Carrillo actúa como VASO COMUNICANTE con lo que propone Blas Valera. El libro de Carrillo es una suerte de khipu de papel, donde la correspondencia entre tema, versos e imágenes forman (explícitamente) un bello discurso quechua, que proponen una lectura a manera de qhipu. Unos ensayos sobre el libro abren el khipu-libro, anunciándolo, mientras que otro lo cierra (en los qhipus existen dos pequeñas cuerdas, en ambos extremos de la cuerda horizontal, que se usan para sostenerlos. La información importante esta entre estos dos lados, atada en cuerdas verticales con varios nodos que contienen, se creía, información matemática. El libro sobre Blas Valera me ha hecho pensar que que quizá no solo era eso.
Los que consigan el libro tienen que leerlo así, a la manera de un qhipu.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s