Pesentacion a Hawansuyo ukun words. J Carlos Olazabal Castillo

Leida por mi wayki Carlos Olazabal  en la presentacion  de Hawansuyo ukun words, el cinco de marzo pasado en Lima junto a los waykis Gonzalo Espino, Mauro Mamani y Dante Gonzales. (Porsiancaso en Nueva York se pueden encontar ejemplares de Hawan… y otros autores peruanos en Mcnallyjackson.com)

 

Muyurina

ojo de agua y música circular

hondo torrente que corre más adentro que los sueños
más adentro
que la lejana poesía de lo indecible
the origin
is not the word
chaynata purispari
iremos de vuelta al origen.
Un chorro de luz cruza la grama.
Alguien escarba al pie del árbol.
Chisi tuta musqusqaypi.

Asi empieza Fredy su poema Muyuriuna, que como muchos de sus escritos esta en castellano, quechua e inglés. Los tres idiomas en el mismo nivel, en la misma jerarquía, como debería ser, si es que no tuviéramos la carga colonial sobre nuestras espaldas.

Hace poco leímos una nota del economista Richard Web, sobre la presunta desaparición del quechua, en la que señala que este proceso “se está acelerando por efecto de la continua urbanización y del extraordinario avance de las comunicaciones en el territorio peruano”. Si el quechua está condenado a desaparecer no es por la urbanización o por el avance de las comunicaciones precisamente, es porque en el Peru vivimos en una sociedad donde la distribución de la riqueza sigue siendo desfavorable, asimétrica para una gran parte de la población, a quien se menosprecia, se excluye y para quienes escuchar serrano no es un sustantivo sino una adjetivo.

El quechua y la cultura andina seguirán vigentes en la medida que desaparezcan la pobreza, la exclusión y el racismo que sentimos a diario como se ha observado hace un tiempo ante la muerte de la cantante del conjunto musical Corazón Serrano.

Este libro de Fredy, iniciado en internet, es precisamente una muestra de cómo el avance de las comunicaciones hará que la cultura andina y, por supuesto el quechua, pueda seguir vigente. Con cambios, con transformaciones, pero vigente.

Hawan Suyu Ukun Words, palabras profundas del lado de afuera, algunas de ellas surgidas de conversaciones por medio del internet, tiene como objeto de estudio las diversas manifestaciones de la cultura andina, ya sea oral, escrita, oida o vista. Fredy que es un mitimae post moderno, y no un yanka purik como se ha denominado alguna vez, y munaspa mana munaspa, waqaspa mana waqaspa, ha pasado por diversos espacios y geografías, desde Chalhuanca a Nueva York y desde el Wony hasta cualquier bar de la gran manzana, donde siempre ha mantenido su esencia de hombre andino, es un artista y escritor autodidacta, que con un trabajo disciplinado, ganándole tiempo a la vida, logra que su trabajo roture campos fértiles y la semilla de su pensamiento andino post moderno germine en sectores de jóvenes peruanos principalmente en el sur andino.

Como dice Manuel Castells, la globalización es un hecho objetivo y multidimensional, que ha sido utilizado por una ideología, y no sólo se presenta a nivel de la economía. Las grandes transnacionales industriales, financieras y de comunicaciones, nos imponen una forma de ser, sin embargo desde nuestra particularidad andina estamos haciendo uso de los medios de comunicación globalizados para poder afianzar la cultura andina, para mantener la diversidad. No otra cosa son los numerosos grupos que en FB giran en torno al quechua o a la música andina, al igual que el que se muestra en You tube, del que precisamente trata uno de los trabajos del libro. Las comunicaciones han acortado las distancias. Las noticias se ven en vivo y en directo. Si antes era una odisea venir desde cualquier pueblo a Lima, ahora, en la mayor parte de los casos, solo toma algunas horas y hay muchos peruanos que han llegado al extranjero sin haber recalado previamente en Lima.

Son estos migrantes los productores y consumidores de lo que se emite en internet. La música, las danzas, las fiestas, se muestran en You tube, y muchas veces es un espacio donde se expresan nostalgias, recuerdos, alegrías o se debate acaloradamente sobre el origen de determinada canción o danza, sobre la calidad de una interpretación o la autenticidad de unas letras.

Lima, una de las ciudades más cosmopolitas del Peru, es la ciudad con más quechua hablantes, y no es aventurado decir que en hogares ubicados en algún sector residencial o en los conos, antes menospreciados y ahora codiciados por los centros comerciales, en la intimidad se hable el quechua y en la madrugada se escuchen huaynos. El dìa que nos enorgullezcamos de hablar quechua con nuestros hijos habremos, realmente, conquistado Lima.

Una de las mas antiguas de sus iglesias, la de San Sebastian, está dedicada a los santos cusqueños, quienes cada fin de semana recorren las calles de Lima cuadrada con sus mayordomos y sus danzas al compás de alegres ccaperos y eso mismo ocurre en ciudades tan lejanas como Nueva York, Madrid o Tokio, donde migrantes peruanos se reúnen y recuerdan las vivencias de su tierra. Pero asi como se puede ver a un ukuku en la procesión del señor de Qoylluriti en Nueva York, también podemos notar la presencia de algún personaje salido de la televisión o del cine en las fiestas andinas, mostrando la influencia de otras culturas en la nuestra, un muyurina diferente al del poema de Fredy. Por eso creo que no es atrevido decir que en el futuro, si queremos conocer la auténtica, entre comillas, cultura andina, se tendrán que hacer estudios entre los grupos de migrantes a Lima o al extranjero, ya que estos reproducen de manera casi fidedigna sus recuerdos.

Fredy tiene como mentores a dos personajes, dos puriq, dos runas : el conocido Guaman Poma, con su carta al rey en defensa de su pueblo y la del, injustamente menos conocido, Tayta Ciprian Phuturi, de Willoq ayllu, quien no escribe una carta, pero si narra su vida y con ella la de su pueblo, que como en los tiempos del cronista, trata de liberase de la opresión de parte de los gamonales y de los mestizos, y como aquel también expresa en sus palabras una ideología compleja, fruto de un conocimiento acumulado en años, pero no por eso deja de estar atento a su realidad como para decir: “Las ciudades grandes ya no tienen temor a la falta, están igual con el gusto a la corrupción”.

Esto y muchas otros temas más sugiere Hawansuyu ukun words, un libro heterodoxo que muestra las diversas aristas de la cultura andina que se mantiene no como un fósil, sino como un cuerpo dinámico y cambiante.

Saludo y agradezco a mi wayki Fredicha por su generosidad de permitirme participar en esta celebración y para finalizar tomo las palabras del joven poeta cusqueño Jose Alejandro Vargas:

“ Y aunque todos nos griten : ¡Indios de mierda! ¡Cholos conchadesumadres! ¡serranos apestosos! Y aunque todos nos deseen la muerte, que es su muerte. Quien dice que todo está perdido?, yo vengo a ofrecer mi corazón”.

Diossulpayki

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s