Sylvia Falcón canta en Nueva York y transporta a su público a otra dimensión. Marithelma Costa

10645273_306538486198759_103240566550363141_n

Sylvia Falcón canta en Nueva York y transporta a su público a otra dimensión

Marithelma Costa

Graduate Center & Hunter College

City University of NY

El jueves 2 de octubre de 2014 Sylvia Falcón dio un impresionante recital en la Universidad de Nueva York auspiciado por el Center for Latin American and Caribbean Studies at NYU y el ROC (Runasimi Outreach Committee) de la misma institución. El concierto para voz y piano se presentó en el edificio del Departamento de Música y tuvo un fuerte componente didáctico. Antes de que comenzara, repartieron dos canciones en quechua, castellano e inglés y nos enseñaron la pronunciación correcta del primero, para que las cantáramos al final. La presentación estuvo a cargo de la directora del porgrama, la profesora Jill Lane, y del poeta Odi González y sus alumnos de quechua.

Conocía los huaynos tradicionales como los que cantaba Leandro Apaza Ramos con su arpa en el Cuzco, pero no sabía de la lírica peruana. Fredy Roncalla publicó algo en su blog y le pedí que me explicara el fenómeno. Como parte de su respuesta, me animó a buscar los vídeos de Ima Sumac y de Sylvia en youtube. Los de Ima Sumac me deslumbraron No sabía de nadie que hiciera esos juegos con la voz. Y los de Sylvia me gustaron, pero como algunos no se escuchaban bien, no pude apreciarlos a cabalidad.

Un par de domingos antes del recital, fui a visitar a Fredy a Chelsea. Lo encontré acompañado de Sylvia y me la presentó. Me explicó que ella estaba de visita y le di un pequeño tour del barrio. Caminamos por el High Line, hicimos fotos, nos reímos y comimos algo en el Village. Al volver a mi casa, busqué de nuevo su nombre en youtube y el sencillo vídeo de “Tantarchay Kichkachay”, con su presentación: “Mi cantar, una prolongación de mi existencia, es un acto de fe, un convencimiento”, y la traducción de los versos, sí que me impactó. Y no sólo a mí, sino que eran las diez o las once de la noche y mi yaco africano se puso a cantar con ella.

En vista de la oportunidad de escucharla en vivo, y gracias a la insistencia de Fredy, cancelé mi clase y asistí a su recital. Y no me arrepentí. Cantó su repertorio en quechua, salvo una conmovedora composición en español, debido a que era un poema que le habían dedicado y ella musicó. Con esa canción, comenzó a caer en trance, algo que sucedió varias veces.

Yo tenía la suerte de estar en la primera fila a pocos metros de ella y podía presenciar cómo la música la transportaba a otra dimensión. Se notaba en su cara y en todo su cuerpo. También veía cómo cuando terminaba de cantar, tenía que hacer un gran esfuerzo para volver a nuestro salón de NYU. Con “Paras”, la que poco me decía en el vídeo, sucedió lo mismo. Al cantarla, Sylvia se trasladó a otro universo y nos arrastró con ella.

Cuando cantó las canciones de carnaval, su alegría contagiaba. Carlos Bernales Vilca, quien la acompañó magníficamente al piano, intercaló varias piezas compuestas por él. Con una de ellas nos llevó a un espacio muy concreto: la selva amazónica.

El coloquio fue muy enriquecedor tanto por las respuestas que Sylvia dio a las preguntas, como por la forma en que el público se acercó a ella. Cuando le preguntaron por qué trabaja el quechua, una lengua no hegemónica, explicó que por el amor que sus propios padres le inculcaron por su tierra. Mientras Sylvia hacía estas afirmaciones, me fijé en una mujer trabajadora acostumbrada a los embates que sufren los emigrantes en esta ciudad. En sus ojos se reflejaba muchísima admiración, admiración que se iba transformando en orgullo. Y ese orgullo cobró fuerza infinita cuando Sylvia afirmó: “me gusta que me digan indiecita”.

En su muro de Facebook hay una frase muy contundente: “Hurgar con devoción el el pasado siempre será la primera puerta trapezoidal que debemos cruzar para continuar el andar hacia un futuro auténtico”. Eso fue lo que Sylvia Falcón hizo en Nueva York, la noche en que como ella misma afirmó el Taita Inti estuvo presente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s