Newport. Róger Santiváñez

images
Via en interesante sitio Vallejo y Co, el wayki Roger Santiváñez comparte su ultimo libro, donde  retoma el tono coloquial y la  cronica poetica precisa que  nos ilustra las andanzas del poeta en los mundos subterraneos del Callao y el Rimac. Si Artuad tuvo su temporada en el infierno, Roger la tuvo en el purito  Rimac y en Newport, Callao. Libro

[Compuesto en los Estados Unidos de América, terminado en Collingswood, New Jersey South, donde aún se ignora la incertidumbre. 25 de mayo de 2014]

NEW PORT

 

1. Intro

El primer canto que escuché de New Port

Fue el asalto de dieciseis fusiles automáticos

Perpetrado por el famoso Vietnam Guerra

Eso fue en mis días de habitante del Rímac

Cuando fumaba pasta todas las noches

Con los patas del barrio en Bellavista

Vietnam se ganó un canazo de dos años

& fue por supuesto expulsado de la marina

Después se fue a vivir a mi casa rimense

Allí fue donde me contó la historia del asalto

Mientras poco a poco & con sonrisas pendejas

Se tiraba todos los libros de mi santa biblioteca

Cuando caminábamos en las duras madrugadas

Vietnam fungía de mi guardaespaldas & nadie

Se metía conmigo Habla poeta todo el mundo

Me decía tranquilo en los warikes más salvajes

Sabían que él era del LLauca & eso es respeto

En el Rímac así como en el LLauca los del Rímac

Un día en Totorita se templó de la negra Concha

& en angustia le vendió los ketes que eran el

Diario para ella Zarandonga su marido lo buscó

Para acostarlo & Vietnam fugó a su New Port

Nunca más volvió a vérsele en el barrio decían

Que un marinero sueco le dio vuelta contra

Las paredes de madera por querer atrasarlo

Con la buena merca de una noche alucinante

¿Quién sabe? Yo sólo lo recuerdo como el

Loco Vietnam de Puerto Nuevo que una

Tarde maldita conversó & chupó conmigo.

2. Balada de Jimmy Marchena

Conocí a Jimmy Marchena gracias al loco Alan

Te va a gustar –me dijo- está en tu onda

Porque Jimmy era rock & lucía como un hippie

Un día Alan apareció con Jimmy Marchena

& fui convencido de ir hasta New Port

Por un buen paco de marimba

Citacochana decían esos días la mejor

La que mató a John Lennon sonreía

Jimmy con su chalequito de cuero &

Ribetes andinos peluquita recortada

& elástica caminada blue-jean impe

Cable zapatos de gamuza oh musa

Canta la yerba de New Port & la

Entrada en el carro a la volada

El pase fugaz sin salir del auto

& sin estacionarse raudo por la ven

Tana a ese bozam lo taso & está

En ventanilla dijo Jimmy despacio

Nomás pero no pares & fummmm

Ya estábamos en el barrio roleando

Dos cachitos al compás de Led

Zeppelin Bata Rímac Feria stair

Way to heaven quizá una vez más

Vi a Jimmy Marchena desapareció

Con su posición de loto & estilo zen

Que me baciló un culo.

3. Negro Lalo

El negro Lalo era un pata bien loco.

Muy buena gente, decían que había sido

Un gran basquetbolista en su pubertad

Pero lo demolió el pastel. Primero la grifa

Luego los misterios & finalmente el pay.

No sé cómo nos hicimos collera.

Fue en un octubre o noviembre

En que acababa de salir de cana

& en mi carro tarareaba Margarita

La canción de unos latinos en New York.

Me buscaba para que lo llevara a

New Port pa’ conseguir dulce macoña

& al regreso cheleábamos de lo lindo

Con sendos mixtos en un bar caleta

Por el cine Estrella. Otras veces

Nos maleábamos dando vueltas en mi auto

Around the Rímac; una noche nos quedamos

Sin melcocha y el negro Lalo dijo vamos a

Poner este snack de la Avenida Alcázar

Ta’ que rayado aquella vez en esa nota

Espérame con el motor encendido fue

Su consigna. Entró & salió con 4 salchipapas

más gaseosas. & fummmmmmm de frente

Al hueco: Al Ruco le cambió todo por 20 ketes

Aquí te traigo tu cena lo bañó en un toque

Otra noche sacó un terno fino pa’venderlo

Sorprendido reconozco la prenda que era mía

Computé que Vietnam sido había el autor

De dicha gracia; el negro Lalo al enterarse –increíble-

Me devuelve el traje recuerdo de mi viejo

Todo un caballero mi lumpen amistad

La Taba Tóxica

[Homenaje a Antonin Artaud & William Burroughs]

1

DESPERTE a la Enfermedad soy un adicto terminal a la pasta básica de cocaína

soy prácticamente un cadáver un animal salvaje de las noches que actualmente

lanza sus diatribas solitarias contra un mundo que se deshace suavemente como el

humo del pastel en las madrugadas augustas no volveré a hacerlo digo como

lennon en cold turkey I am gonna be a good boy mi cuerpo es una verguenza

desolada ya no me da la cabeza ya no puedo escribir un poema

Es inútil tratar de autoengañarme estas tardes inconclusas me baño en lágrimas

sonoras como las de eielson contemplo formas locazas en el cielo de mi absurda

materia congelada soy un criadero de nervios pero no en la cárcel de Trujillo sino

en un patuleco del rico new port he profanado todos los santos altares mi sucia

ropa calcinada en noches descompuestas por el frío de la soledad me dejo caer en

mi colchón del piso

No hay perfección sino putrefacción retrocede la canción de los vientos rosados mi

masa encefálica queda chorreada en el pavimento azul de la poesía nocturna llena

de cabros inquietantes que cachan en las bermas por una tola embadurnada de

placer halaga la frescura de las hojas transparentes en los parques del avión por el

ajeno tránsito que dictamina el olvido me tienes una arruga dijo el burro tany y le

vació el estómago de un solo chavetazo

2

TENGO el síndrome voy al almacén del chino rayuela estamos en el séptimo

círculo el blanco de la pasta brilla en la noche blanquecina recogimos nuestra

ración de paraíso paz dixit pero excluidos nos fugamos por las raudas plantaciones

de prostitutas embravecidas por el alcohol de pésima calidad te espero allá en el

suelo hubo robos predilectos pusieron la licorería helada nocturna organismos

desahuciados prendidos a la angustia replegada en el consumo

Gozosas pulpas de hembras relucientes en la fiesta de pastel en plato hondo

símbolos soñados de mi joven energía agua que me quemo gritaba el cholo

mazamorra y pujaban los desesperados bigote por ejemplo pero nadie se iba a

compadecer ni aunque laguna pusiera cara de yo te la chupo por una pitada

instálate en tu hueco meditación en el estruendo de las bombas lejanas apagón total

derivaciones de las mentes bifurcadas

Dedos enfermos como el libro de la hoz trataban de acercarse a las nubes

sensacionales mas el cuerpo incorpóreo proyecta su miseria en la dependencia

ciega que no confía en nadie ni en las luciérnagas felices que rondan por el poste

de los comprimidos the birds are going crazy en el ascensor del edificio malogrado

se malogran a forro el error de los afectos escribo en mi máquina olivetti

sobremesa de medianoche pásame la merca decía tico-tico

3

CANTIDAD de pay en la cama de sole con cadete y los patas echados cual

romanos en el brain obnubilado la neurosis perseguida pero las sienes ya no sienten

nada son sólo ricuras del despropósito anhelado deducciones inminentes de una

intervención que nos llevaría de frente a canadá he allí la hipotenusa de los

excitados miembros juveniles de la banda más abyecta extrañeza procesada en la

ilusión consciente del espacio translucido

La noche de los tiempos finales caracolean los caballos envueltos por el rifle de los

disparos del sargento preston milico pastelero compacto ausculta siempre

mordiendo desde la esquina entreveros de callejas imposibles deshechos técnicos

de las formas entusiastas resuena el lucero del alba qué tal celaje indescriptible

creo que por eso nomás yo fui adicto precioso decorado de un amanecer

intrascendente camote y chicharrón

Sobrevivencia malsana cuál es tu gracia bordes concéntricos barrocos llenos de

barro ensimismado estamos adiestrados en paita y maderas el sabor se me cuela

por los poros melcocha barca barca barca barca burbujas transportadas canciones

escuchadas al final de la avenida no hay deseo posible en la placenta del envión

sino oratorios sagrados que se cuecen convictos envenenados piedad contenida en

el cráneo tumbas de santana

4

 

DUELEN todos los músculos el negro vanessa así como el culo tiene la cabeza

aprendió a poner para seguir fumando mató un búho cuando chambeaba de

guachimán subyacente cariño acomodado al insomnio mentol de corazonadas

palpables el chiquillo sánguche muerto de hambre por los basurales astrales

expelidos en los vericuetos limitados plenos de plusvalía pluviosa textura de poesía

franca encadenada a un sentimiento atroz

Elucubra decía la marmaja por los contornos de la nocturnidad única belleza

percibida en la tibieza de la concha cuya nómina furtiva se abrió al designio de las

puertas clausuradas desbordes emociones palteadas órganos mutilados contra la

pared un tombo te separa las piernas a patadas soy periodista soy periodista gritas

retenido en la longitud del alba entredisuelta impermeable a la garúa porfiada se

abisma una flor en el cemento

Pensamientos en su pútrido esplendor desafiaba la pulmonía con el torso desnudo

divagaba versos americanos en la sublimada guerrilla de los deseos enjutos

predicados por la entrañable risa de la sangre más llorada fabula una predicción

tania calata en la cómica el día de los secuestros simetrías serranas y zambas

germinadas dulcemente en el acento ansioso de los ketes adivinados romerías

santas y cierta desazón pausada en el ritmo del corazón palpitando

5

HE PERDIDO el equilibrio ya no me salen los versos más hermosos sino las

oscuras algodonas llenas de sangre en el retrueco churriguerezco de los

difuminados pastos atardeceres convertidos en esquinas fumonas trastabillando

la desmembración de los conductos indios impolutos igual a raíces escuchadas en

la sensorial perdición en la que ya no se domina el ritmo al caminar eres ecuánime

dentro del gravísimo estado terminal eres la habilidad para morir joven

Puedes latear con los negros negrazos decía montaña pero no le entraba a la danza

macabra parar los oídos anegados por la pureza más impura de la pelona triste toda

tu mente colgada en los alambres donde kola inglesa dejó sus shorts apretaditos

labios que ya no profieren palabra alguna cerebelo seco se extendía la visión no se

cansaba jamás no podía diseñar un poema sólo aldabas inquietas tocaban a rebato y

las perillas de las puertas detonaban

Años de años metido en esa vaina tan sensible como el sueño del uso de las

lenguas brotes inmaculados transpasando los techos repletos de antenas y

cachivaches derrotas avisadas eficaces síntomas de las perdices inencontradas un

dubby para el dubby y me agarraba la canción asesina con su guitarra 64

volvíamos a la célula se creían lo máximo no sabes lo lameculos que eran mandaba

el instinto botellas con orín anisado de los ángeles estrellas condensadas como la

leche nestlé

6

 

PARECIA IRREVERSIBLE aquella vida despotricada se cambiaban de vereda

cuando me veía venir pero mis vocablos seguían sonando bajo la gran noche

sudamericana taladro que le abrió el pecho al hermano de un repucho ay chucha y

ahora ni un chim pum callao te salva pensamientos la retina se llena de anilina en

el febrero aciago pero no había nada completo apelativos cuyos warikes eran

tácitas estalactitas de las covachas más desgraciadas del río

Sabías que pronto volabas a otros paraísos falsos tan ciertos como las vendimias de

cualquier valor mientras las cristalinas aguas en la noche recorrían su cauce

inadvertido infiltrados rayas en la placita nada lograban sino inspirarse

desaparecidos en la eventual tierra de los predicados agónicos voluptuosas mozas

del partido reían a calzón quitado vislumbradas por las luces finitas en filamentos

de mercurio con su broster más antes de llegar al horizonte

Laxitud dorada que en los músculos se asienta funerales exquisitos demudados

frenéticas jugadas buitres por las pistas rituales benditos que sin embargo se

alzaban en violencia inusitada se encaballaban cuando ya nadie podía respirar nada

más la página brillaba en su oscuridad de lámpara azul proliferando memorias

enlazadas adheridas a la herida de mi alma encadenada pero las lágrimas ya no son

trifulca momias agitadas socorro dije help como el 65

7

TENIA que quitarme antes de mancar en amancaes acá todos somos pendejos y el

más pendejo es un huevón dijo coqui un espectro de cadáveres se excluye

sumergidos supresión de los acápites enriquecidos autonomía rumorosa como la

rosa de la más turbada incoherencia cohesión de la mente y los sollozos abultados

en las verijas ya no teníamos más qué hacer ni adónde ir florecía despacito la

dulzura de la zanahoria

Hubo un aterrizaje simbólico en lo no dicho del amor pero no penetración

tergiversadas puntuaciones en el dormido espacio excomulgados fronterizos en el

cielo firulete deforme organismos que arrancan a funcar como las piedras incas allí

te hinca la inyección vital volvieron las primas carmelitas el tizne de los días se

hacía aire con la mentira de lo suscitado la impronta del corazón no servía sino

quizá el plumaje acurrucado de los detenimientos

Médula que se bulboraquídea planicies serranas antediluvianas piuranas

desérticas almohadas categorías existidas previamente a la descomposición del yo

carnívoro el encé-falo grama perfora la lluvia de lima aspas versátiles chupan los

dátiles esbozos de mi soledad subterránea parietal prenatal psicósis felices

escribiendo de madrugada conciencia las olas de la mar brava se magnifican sorna

y lorna archivadas en la santidad de mi canción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s