MARIA NIEVES Y BUSTAMANTE: UN PARADIGMA DE LA LITERATURA NACIONAL. Hélard André Fuentes Pastor

Publicado en El Pueblo, Arequipa, Domingo 23 de Febrero de 2014

1(4)

MARIA NIEVES Y BUSTAMANTE: UN PARADIGMA DE LA LITERATURA NACIONAL

Por: Hélard André Fuentes Pastor

Escritor, historiador y promotor cultural

A fines del siglo XIX y comienzos del XX, muchas escritoras latinoamericanas, comenzaron a cuestionar el discurso patriarcal que había caracterizado a los círculos intelectuales. Aquellas mujeres, con el deseo de mostrar una propia concepción del mundo, dieron génesis a significativas reflexiones e historias, que hoy atesoramos mediante sus cuentos, novelas y artículos periodísticos. En ese contexto, su rol participativo buscaba concientizar a la población sobre sus derechos, a fin de transcender a la intolerancia y a los obstáculos que existían para ejercer el oficio “masculinizado” del periodismo y la literatura.

En el Perú, aquel pensamiento crítico, fue encarnado por dos grandes escritoras: Clorinda Matto de Turner (1854-1909) y Mercedes Cabello de Carbonera (1845-1909). Al desarrollo intelectual de la mujer peruana, se sumó el aporte de la escritora arequipeña María Nieves y Bustamante, quien también “asombró a su generación por su brillante inteligencia y por su cultura que para su sexo, medio y época, resultaba algo extraordinario…” (Guillermo Zegarra Meneses, 1949). Con ella se integró una notable tríada de novelistas mujeres.

María Nieves y Bustamante, nació en Arequipa el 12 de abril de 1861. Su infancia transcurrió bajo el atento cuidado de sus padres, don Emilio Nieves Calderón, farmacéutico de profesión, y doña Manuela Bustamante y Ponce de León. Fue criada con sus hermanas María Celia, Sara y Libia, en un entorno familiar de gran amor y sencillez, lo que permitió que nuestra escritora vislumbrara diferentes aspectos de la realidad social, explorando los campos del conocimiento y las dimensiones inconmensurables de la imaginación. Colaboró con sus artículos en diferentes diarios y revistas como “La Bolsa”, “Eco del Misti”, “Revista del Sur”, “El Perú Ilustrado” (Lima), “La Mujer Peruana” (Lima), “Peral y Flores”, “Picaflor”, “El Pueblo”, “El Deber”, etc. Ha sido miembro del “Club Literario” y de la “Unión Católica de Mujeres”.

Al parecer, provino de un hogar de modestos recursos, ya que en el año de 1891, la familia solicitó que la Beneficencia Pública les declare el beneficio de insolvencia. Tal y como reza el documento, su “condición de fortuna era notoriamente pobre”. Incluso, don Emilio Nieves, afirma que su profesión de farmacéutico “apenas me da lo necesario para subsistir y con ella atiendo a las necesidades de toda mi familia”, continúa indicando que “a virtud de lo anterior, no tenemos ni nos conocen bienes raíces algunos, botica u otros cuales quiera bienes que nos puedan rentar ni renten cuatrocientos pesos al año” (ARA: Documento solicitando el beneficio de insolvencia, diciembre de 1891).

Pese a ello; don Manuel Alcázar, a nombre de la Beneficencia Pública de Arequipa, se opuso a conceder dicho beneficio, indicó que Nieves Calderón tenía más renta que la designada por la ley, por lo cual sugirió hacer uso de la facultad que concede el Artículo 428 del Código de Justicia (Enero, 1892). A ello, don Emilio, contestó señalando que “la prueba que se produzca al respecto de mi parte, hará ver al Juzgado, que es una aserción gratuita, infundada e ilegal la oposición de dicho apoderado”. Se pactó doce días de prueba en los cuales declararían sus testigos, contestando a dos interrogantes respecto a la situación económica de los solicitantes: “digan si saben o han oído decir que D. Emilio Nieves tiene de sueldo como farmacéutico y del dueño de la Botica que ahora representa en esta ciudad, cincuenta soles moneda de plata sellada cada mes, o en caso de ser mayor o menor el sueldo, indiquen cual es precisamente” y “digan, si saben o han oído decir, que el mismo D. Emilio Nieves, tiene como Perito Químico, el sueldo de diez soles mensuales que le paga el H. Concejo Provincial de esta Ciudad” (Enero, 1892).

Repasando el contenido del documento, convenimos en su importancia, ya que permite dilucidar diferentes aspectos de la familia Nieves y Bustamante. Don Emilio, presentó como testigos a Gregorio Corrales, abogado, quien afirmó que no tenía bienes raíces, ni botica propia, y desconocía el monto de su sueldo. Adolfo Ortiz Gallegos, aseguró que Nieves era perito del municipio y empleado eventual de la “Botica Alemana” (según indica Emilio, para aquel entonces “Española”), sin embargo, también ignoraba ambos salarios. Federico Ugarte, boticario, indicó que como su ejercicio de representación en boticas era eventual, “no tiene la ganancia segura de los cuatrocientos pesos al año”.

Nieves Calderón, bajo juramento, manifestó que el sueldo que ganaba “en la botica que representa es de cuarenta y cinco soles mensuales, cuya suma la distribuye en los gastos de familia; previniendo que su contrato es transitorio, pues entró con la condición de que si durante los seis primeros meses de su representación en la botica progresaba esta, se le continuaría a voluntad de los dueños, y que si no había progreso concluiría el contrato a los seis meses, cuyo plazo está para vencerse”, y diez soles como químico municipal (Marzo, 1892).

En otro documento de dicho expediente, se asegura que “la Sra. Manuela Bustamante de Nieves i las Stas., María, Sara, Livia i Celia Nieves i Bustamante carecen de fortuna, i no tienen bienes raíces ni otros medios con qué obtener, cada una de ellas, la renta de cuatrocientos pesos al año”; en cuando a don Emilio, se reconoce que gana un sueldo de modo precario. Pese a ello, mediante dictamen fiscal, el beneficio de insolvencia fue concedido a su esposa y a sus hijas, pero no a él, ya que ganaba más de cuatrocientos pesos al año.

Aquel mismo año, se editó la obra de María Nieves y Bustamante, “Jorge, el hijo del pueblo”, donde se revela una tendencia: “la reivindicación del héroe de la calle, del combatiente anónimo de la barricada” (Vladimiro Bermejo, 1954). La trama de su novela, son las revoluciones de 1851 y 1858 en Arequipa, cuyos párrafos componen el paisaje holístico de la vida republicana en la ciudad, trabajando con gran profesionalismo el cuerpo y el espíritu de los personajes y escenarios. La magia existente en su obra es producto de un lenguaje histórico y poético.

Pocos años después, María Nieves y Bustamante, tuvo que afrontar la pérdida de su hermana menor, María Celia, quien falleció de hipertrofia, a los 23 años de edad, el 1 de febrero de 1897. A esta trágica pérdida, se sumó la de su madre, Manuela Bustamante, fallecida a los 80 años, el 16 de febrero de 1907; consecutivamente, su padre, Emilio Nieves, moriría también a los 80 años, el 28 de noviembre de 1909, domiciliados ambos en la calle Huañamarca No. 91.

Las tres hermanas vivieron bastantes años en la casa ubicada en la Avenida Olímpica No. 208. La siguiente en partir, fue María Nieves y Bustamante, quien falleció a los 86 años de edad, a las 3.55 de la mañana del 28 de octubre de 1947, a causa de “Miocarditis” (ARA: Partida de Defunción Nº557/1947). Posteriormente, falleció Sara, a los 87 años, el 19 de diciembre de 1952 a causa de una “Arterioesclerosis”. Y Libia, murió a los 91 años, el 13 de mayo de 1959 a causa de “Yctus apoplético”. Sara fue la única hermana que logró matrimonio, casándose con Manuel Tomás Corrales.

Este breve repaso biográfico, nos permite reflexionar y valorar en torno a la vida y obra de una de las escritoras más importantes de la literatura nacional. María Nieves y Bustamante explica “el misterio de la fuerza y cohesión social de Arequipa” (Ernesto More). Con su obra “nos enseñó a amar, con maternal institución, al mismo pueblo” (Gustavo Quintanilla), porque “alma poética fue en verdad la ilustre escritora. Nunca hizo versos, pero cada uno de sus artículos literarios es onda poesía, fresca y femenina” (Francisco Mostajo). Finalmente, “el estilo de la narradora mistiana es elegante, sin lugar a dudas” (Pedro Luis Gonzáles Pastor).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s