Tres Bocetos. Nakai Mirtenbaum

ShGwhS5vjTtvhjVz43ks0CTmiX7iHxX2Z97L--A3emB5ZLtYc2ZJXwAy4O3SsoShpa-rbCN-8CgXbKFa3ECeBOS3j7DTLJys6CTxGWM_-Eq1kZNk5Mpzp5SGlYTyPLXoGfxiz8Zgi8eYZ6pq7W__NFT4JQD5NxSuvCux11SJpBeDHQaYxN81CMuci43ax_9nkyN94v3WvZjo39fhopzGnnk3N6Cnc33LY

Celebramos los escritos iniciales de Nakai Mirtenbaum (Santa Cruz Bolivia). Motivo de recordar al hermano Jossy Mirtenbaum.

 

Tres Bocetos. Nakai Mirtenbaum

 

I

Facebook.

Siempre me atrajo la página Word porque tenía más espacio, veía más claro.

Comencé a escribir porque lo único en mí, era en ese momento, un espacio.

Me absorbe la mente tanta información, me distrae, me hace olvidar.

Ya no tengo espacio.

II

Casi me olvido.

La lluvia últimamente no llega a mojarme,

espero no estar perdiendo la sencillez,

mis pies iban más suaves por mi jardín.

El simple estar me convencía,

esta soledad puede ser algo interesante,

Puede escribir frases en tu pantalla,

Puede librar, algo.

III

Ella me extraña.

Me llama la atención la forma en que distorsiona la realidad, la mía,

Acostumbrada mía,

Quizás me olvide de ciertas cosas,

O quizás son realmente nuevas,

La veo en mi cama y me llama,

Sin embargo me evita y me proclama suyo, como si yo fuera realmente propio de su mundo,

Alguien disperso entre mi perspectiva, la profundidad del intermedio y lo que ella ve,

Ahora no estoy seguro sobre qué es lo que ella espera,

Ni siquiera sé que es lo que ella piensa,

Me encuentro en el limbo de la incertidumbre,

No sé qué está bien y no sé qué está mal, ni si quiera quiero pensar en ello,

Pero ella me recuerda la benevolencia, y su luz atropella la sombra en la que vivo,

Para preguntarme que estoy haciendo, y si realmente sigo sintiendo,

O es que me encuentro inmerso en un mundo oscuro y alejado,

Solo ella lo sabe, porque yo estoy ciego,

Mis sentidos andan divagando entre el ser y él debe ser,

Entre lo que soy y lo que pienso ser,

Siento algo de temor, porque soy capaz, hoy, de todo,

Entre sentir y lastimar, entre amar y odiar, ahí estoy yo,

Un sujeto, disperso, frente al gran repertorio de emociones que alguien puede concebir como suyas,

Como si realmente pudiéramos elegir,

Mis manos continuamente se mueven para describir,

Porque he acostumbrado a resguardarme en las letras,

Y en las palabras, y en las frases, en los aforismos y en los poemas,

Una vida transparente frente a mi alma,

Algo obscuro frente a la gente que busca interpretarme

Así que mirarme, me desnudo,

Y aunque no me entiendas,

Soy yo,

El extraño.

2 Comentarios

  1. Como Dante y Beatriz; buscando la luz en la benevolencia queriendo rescatar de las tinieblas un alma oscura.

    Espero leer mas de tí y de aquella que te extraña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s