Una larga resaca. Fredy Amilcar Roncalla

Unos cuantos días de calma, casi de felicidad. De vacío de pensamientos.

Acaso porque luego de siete meses por fin terminé de reseñar una novela, y antes una película. Y entonces dije ahora kunanqa, from now on sólo escritura creativa.

No mas silogismos teóricos ni ochos cuartos.

Todo empezó cuando dije, akis kay estructuralismo me va ayudar a ser poeta. Y todo fue una larga lista de poemas y relatos truncados. Y entonces ensayos, y libros.

Jalado por los andes kaypipas maypipas.

Fumando cigarrillos uno tras otro.

Alguien dijo era temor a crear y se puede igualmente ser poeta y teórico. Qansi perdichiwanki futbolista kanayta.

Haberse escapado del fundo Pando ayudó un poco.

Pero aprender ahí la mala costumbre del logos tuvo cola. Peor ahora que no se puede criticar a los griegos luego del duro golpe blando alemán.

Y cuando la estética de los tejidos en Macha radica en la competencia técnica y no en los inventos simbólicos del norte. A partir de los cuales son castillos de naipes los que se construyen sobre morfemas sapachallan kay mundupi.

Acaso escribir sobre esta encrucijada?

Ama pantaspalla.

O caminar guiado por la torre de los alucinados y las comarcas y los libros de poemas que llevo en la bolsa

Respondiendo al vacío radical del signo con los ojos abiertos?

Icha pichanga, riki riki kirikiri

Mas fácil dejar los cigarros que esconderse tras las palabras.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s