PARIS 129. Pablo Landeo Munoz

PARIS 129

 

     Pablo Landeo

 

 

Mis panes aún vestían algo de su espiga

algo de sueño y otro tanto del panadero y su blanco mandil.

Como decir ahora no calmarán mi hambre?

Como explicar el dolor que hace de mi cuerpo

vajillas y cubiertos vacíos

si hasta hace un momento latían mi trigo caliente

mis panes el resplandor de Pedro en mi corazón?

Como negarles mi boca las praderas de mi lengua

como negarles un mordisco al emprender la luz incipiente?

 

El pan sabe que hay desde hace un instante mucho menos de todo

también de María

y todas las horas son menos divinas en el desayuno.

Entonces como emprender con su hospitalidad para el hambre

con su vieja textura

si ahora tengo algo menos de lengua de saliva

si ahora he perdido algo de mi Sustancia?

 

Aya-marqay killa. 14 / 2015

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s