ANTONIO MELIS IN MEMORIAN. Vicente Otta Rivera

AntonioMelis

ANTONIO MELIS IN MEMORIAN

Vicente Otta R., 13 de agosto, 2016

Antonio nos abandonó en vísperas de la inauguración de la XII jornada de JALLA (Jornadas Andinas de Literatura Latinoamericana) de La Paz, Bolivia, 8-12 de agosto último. Un cruel y fulminante infarto aquietó su apasionado y vigoroso corazón. Solamente de esta manera pudieron ausentarlo de este evento que siguió fielmente desde su fundación en La Paz, el año 1993. Era representante de su capítulo en Italia.

La noche anterior, estando fuera de Lima, recibí su grata y sorpresiva llamada. Estoy de paso por Lima rumbo a La paz, me dijo. A 1500 Km de distancia no pude sino lamentar no poder estrecharnos y tomarnos un vaso de vino. El domingo, al final de la noche un mail me da la infausta noticia de su partida.

Dueño de una inteligencia, intuición y bondad generosas, su vida intelectual y académica se caracteriza por la precocidad. A los 21 años se licencia con un estudio sobre la influencia de Walt Whitman en la poesía de Neruda, y tres años después publica Mariátegui, primer marxista de América, con el cual se inicia la difusión del Amauta en Europa y se proyecta mundialmente. Nunca dejó de seguir a Mariátegui, sería el experto mundial en Mariátegui. Más de 30 trabajos sobre el tema atestiguan este conocimiento. Luego estudiaría a Vallejo y Arguedas con los que completa su visión entrañable sobre el Perú y América Latina. Peruanista y latinoamericanista notable siguió el curso de la literatura y cultura de estas comarcas como pocos. Guamán Poma, Garcilaso, Xavier Abril, con quien mantuvo una larga y estrecha amistad; Eielson, Germán Belli y los poetas recientes merecieron su atención.

Siempre recordaba con afecto especial a la familia Mariátegui, particularmente a Javier, el psiquiatra, con quien desarrollara una cercana amistad y a quien solía visitar cada vez que venía a Lima. En los últimos años, ya jubilado y acompañado de su gran amor, Lucía, nos visitaba anualmente. Aquí cultivó un nutrido grupo de amigos. Su conversación aguda y amena, su fina ironía y gran generosidad hacían muy difícil no quererlo y trabar amistad.

Amaba apasionadamente la música popular. En dos o tres oportunidades disfrutamos entusiastamente de la música peruana con Máximo Damián, Margot Palomino, Lalo Llanos y otros amigos. El Centro Musical Breña era la querencia de estas animadas tertulias.

Queda pendiente nuestro encuentro en Siena y la visita a Manolo Monereo en Madrid para compartir un buen vino español.

Hasta siempre querido Antonio, estarás entre nosotros, en la América morena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s