Luruchapa wañukuynin (Adelaida y doña Felipa en Wanupata 2). Hugo Carrillo

ñas willanakapuypas qespiykuchkanña. Awaylla awaychik pani waykikuna

Luruchapa wañukuynin (1)

El Quimichucha lorito de la Reyna Grande estaba demasiado decaído y mortificado, como en ninguna de las peregrinaciones últimas.

~Ayaman rikchakuqñam luruchaqa liwi kunkallaña waqaykachachkan tayta Quimichu~  dijo el maestro Chirisuya.

~¡Way, mamallay Cocharcas! Tal vez la Reyna tiene alguna pena y su animalito nos quiere avisar~ respondió el Quimichu, que presumía conocer el genio de su acompañante misionero. Pero debemos apurar ~ordenó~, hay que llegar a Yllanya antes que se pierda el sol.

Doña Felipa había ordenado un arreglo total con killi incluido en la chichería.  La mesa grande que usaba los domingos se transformó en altar.

~La mamacha Cocharcas va ha chaqchur gracia y bendición para todos sus hijos, no solamente para mi casa~ argumentó, como queriendo explicar las razones por las que se reemplazó la hacienda en esta ocasión.

A lo lejos, en la subida de Pachachaca ya se escuchaba la chirisuya. La tonada “llaqta qawari” es el anuncio que la virgen misionera estará de visita con sus milagros y bendiciones.

Intempestivamente llegaron treinta propios de la hacienda bajo el mando del capataz mayor.

~La capilla de la hacienda ya está preparada con antelación como es costumbre~ gritó, con voz de borracho a medias extraido para atender una emergencia~ además, la virgen es de la hacienda y no de los indios, por eso, tiene que mirar lo que ha hecho la plaga~ argumentó.

Doña Felipa, levantó las manos como solicitando el auxilio de las montañas y al no encontrar eco, corrió desesperada hacia la cocina de la chichería.

~Mankawanpas, aqha puyñuwanpas, imawanpas yanapawaychik~ ordenó a la Justina. La joven ayudante que solo conocía de wiñapo y qhora, y del tiempo de maduración de la chicha, no entendió el pleito, pensó que la policía había descubierto la organización de las chicheras y los peones contra el estanco de la sal.

La chirisuya terminó de tocar “Misión”. Doña Felipa y los peones procedieron a cantar: “ñachu mamay hamunkiña, hanaq pacha gluriamanta, angilkuna pusarisqa, wawallayki waturikuq”…

Como un impertinente sermón, la oración fue interrumpida otra vez por el mandón de la hacienda. ~Doña Felipa: manaraq haciendapa rabian maqchirichkaptin, mas que sea abogadomanpas tapurisunchik~ dijo ya en tono más conciliador y leguleyo~

~Ñuqapa abugadayqa mamacha Cocharcasmi, payta uyariychik~, prosiguió cantando la chichera con el mismo tono de “ñachu mamay”.

De pronto la Justina gritó como desesperado akakllu desde el improvisado altar ~doña Felipa loro, loro, mamachapa luruchan mana kanchu. Lorito se ha robado la hacienda ~imanakusuntaq~ se preguntó, ya en esta ocasión con voz de lechuza.

Al fondo de la chichería corría un rumor doloroso: ~han matado a su lorito de la virgencita manacha Cocharcas, porque, para la hacienda loro es señal de plaga~. Sacrilegio es ~rumoró en anciano Rendón~ eso es peor que robarse los milagros, las campaneras o las alhajas de la virgen, eso no se cura con chicote~ se lamentó.

Una semana antes, una enorme bandada de loros había diezmado las chacras de la hacienda.

~Arí, alberjastam tukurapun taytay~ explicó uno de los peones al mandón.

~y para remate ahora están soliviantando a los indios desde la chichería de la Felipa~ y allá, justamente allá, donde Satanás duerme  con las prostitutas, han llevado a la virgen. Tal vez el Quimichu es pués amante de la Felipa y hasta sus loros están poseídos por el demonio~ concluyó.

EL LECTOR ESTA INVITADO A CONTINUAR LA HISTORIA COMO LE GUSTE, con personajes arguedianos o huambar niraq. Se puede usar medios escirtos, visuales y musicales; actuales o historicos, relacionandolo con una jarana en la chicheria de Wanupata. La progresion de las antradas se ira poniendo en la barra de lado. La historia de Huambar se puede encntrar en la pagina de cabecera, awir qari warmikuna sumaqta kay minkata waqtaychik

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s