Canciones de trenes y buses interprovinciales. Fredy Roncalla

En los últimos días, para cerrar un año absurdo, se dio una discusión acalorada en el internet acerca del tren de musical unos italianos, para cuyos defensores, su mejor valor sería  cierta capacidad teórica. Al reclamo lucido de Omar Aramayo, al que  luego se la sumarian  Mario Cerrón Fetta y otros, se  nos contestó que  éramos  chauvinistas, poco cultos, desconocedores de la música, pasatistas etc. Que la obstinación  suele compensar la poca reflexion con voces categoricas,   descalificando a muchos que han dedicado mucho tiempo al cultivo y la defensa de la cultura, es indiscutible. Pero antes de  bajarme del dichoso tren y andar, qala chaki, en burro, caballo o lo que sea, con mi ignorancia a cuestas pregunto -siguiendo la pauta de Mario Cerron Fetta-  iman chay teoría nisqanku, y cual es la teoría de la teoría que se aplica a esto?. En todo caso, es necesaria la teoría para  comprender y actuar en fenómenos complejo y profundos, cuya mismidad no es alcanzada  por el canibalismo cultural, no importa de donde venga. Es la teoria una entelequia validadora, univeralizante, ante la cual debe el  subordinado postrarse sin hacer chis, porque en medio de su llaqta estan los mejores defensores de la opresion? Para empezar a desentrañar ello pienso que es necesario leer este  texto de Cassandra Torrico

https://hawansuyo.com/2015/08/25/technical-competence-in-weaving-as-a-means-of-distinction-among-young-macha-women-from-tumaykuri-northern-potosi-bolivia-cassandra-torrico/.

Ahí ella muestra como la capacidad técnica de las tejedoras Macha es mas importante que  las definiciones reclamadas  los antropólogos preocupados por el significado de los iconos. Ergo, imaparaq teoríachata munakuyman karqa. Por eso es que casi todo los textos escritos por la academia les suenan lejanos a los pobladores del lugar, a no ser que nuestro nuevos pensadores estén produciendo sin traducción cultural. Con lo cual uno tendría que  cuestionar los términos analíticos  quechuas que se están empezando a usar como  unidades ontológicas, cuando lo interesante  de las lenguas originarias son las tonalidades semánticas dadas en el proceso discursivo, que no permiten hablar ni del ser ni del concepto como campos definidos.  Pero como esto está por desarrollarse, y no creo que los italianos en cuestión tengan la capacidad teórica de comprender ni michi, prefiero dejar el carro con unas canciones llaqta, miski, acompanado y protegiendo  esta resistencia al canibalismo cultural – de los cuales un japonés que finge de  guitarrita es otro cultor- y sus defensores. Tiempo de andar en estos caminos  qala chaki. Chayllam Chay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s