Fragmento de Huambar en el marco de Vanguardias y Beligerancias, Congreso Internacional de Literatura

Hoy a las cinco de la tarde, leeré en la Casa de la Literatura, unos fragmentos  comentados de Huambar Poetastro Acacau Tinaja de Juan José Flores, obra que precedió la visión bajtiniana de la literatura, las literaturas bilingües y multilingües actuales, contrastó con el indigenismo de entonces y con el modernismo poético popular, pero siempre desde un espacio marginal, con muy poca atención de la academia, aparte  de las lecturas regionales. Al respecto, don Edilfredo Flores Leiva -hijo del autor- dice:

“produciendo la obra Wambar Poetastro Acacau tinaja, que fue editado el año 1933, 2 años antes de su defuncion. Yo quede solo en la horrible y triste orfandad, a mis 12 años de edad, de herencia obtuve los textos wambar lord digo, en 4 cajones hermeticamente cerrados, de 1 metro cubico de capacidad cada cajon, llegue a vender por mayor 3 cajones a un mercader, y el contenido de un cajon comercie por menudeo en el colegio de Andahuaylas donde yo estudiaba, hasta que un profesor de religion, señor cura me prohibio la venta con amenazas de expulsion”.

Una marginalidad que sin embargo  merece estar en la vanguardia.

En Hawansuyo consideramos a Huambar – junto y en dialogo con los Rios Profundos- como la más importante novela peruana del siglo veinte. Chaymantacha tupachallatapas rimachwan kunan tardi. Esta lectura se hará en honor a Victor Flores CCorahua y a Edilfredo Flores Leiva. Quedan todos invitados. Se canjean libros.

 

La belleza “Difuntorinconiana”

 

En Difuntorincón “ su mujer para querer nomas ya haba habido” (huarmellancca cuyallapacc ñam cascca), unas lindas chicas de tipo colonial, en su “arreada” (ccatinampi). “ Su bonito ser tu ojo también anochecería” (sumacc cainincca ñahuiquitapas tutayarccachinmaraccchá).

 

Yo gozaba de gran ascendencia y simpatía entre ellas, “como ojo su pepitita así me querían” (ñawi ruruchanta hinam cuyahuacccu). Es que cargaba en mi bolsillo mi gusanito misterioso llamado “llorarás” (Huaccanqui), que lo alimentaba con mi sangre, de gran poder atractivo que, unido a la fama de  “buen mozo, poeta y enamorado”, de que gozaba, era natural que ejerciera sobre el bello sexo una fuerza sugestiva poderosa y fuera recordman entre los conquistadores de corazones.

mas sobre Humabar aqui

vanguardias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s