Un momento asombroso. Luis Jochamowitz

Un momento asombroso, magnifico. Las fuerzas de la oscuridad trastabillan y retroceden puestas en evidencia en todos los frentes. Vizcarra arrasa con excelentes modales democráticos. Es todo lo contrario de lo que hizo Alberto Fujimori en 1992. Vizcarra es la demostración en positivo del horrible error de liderazgo que cometio Fujimori en los noventa.

Cual es su secreto? Esa es la magia de este momento. No es tanto él, somos nosotros.
Por un lado, la increible incapacidad a largo plazo de las fuerzas de la oscuridad. Su absoluta falta de ideas sinceras y verdaderas. Lo peor que le podía pasar a la Señora K fue obtener 71 congresistas cada uno más impresentable que el otro. Ese día se ató al cuello un peso definitivo. El capitulo Chavarry los muestra en toda su chanchulleria, pero también en toda su inoperancia.

Lo que antes se llamaba la opinión publica también tiene su parte. Lo nuevo es que antes esa opinión era la de dos o tres editorialistas más o menos iluminados. Ahora son miles, cientos de miles de particulas que circulan en las redes. Lo cuantitativo produce cambios cualitativos. Hay de todo, tontos, malvados, monstruos, pero en general, a menos que seas un extremista de cualquiera de los lados, la gente quiere que no la engañen ni le roben. Por esta vez parece que hemos coincidido casi todos. Sin duda la vanguardia de esa mayoría digital son las miles de personas que salen a las calles. Ya son un factor político a tener en cuenta.

Otro factor: hay una minima renovacion dentro de las instituciones. Han aparecido algunos jueces y fiscales, hombres y mujeres que rompen la monotonia de la incompetencia o la complicidad. No son muchos, ni es seguro que puedan lograr algo, pero la diferencia con lo anterior es real. Son como un pequeño engranaje colocado estrategicamente que pone en movimiento piezas mayores, nosotros en última instancia, exigiendo un país razonablemente decente.

Hay más, pero terminemos con Vizcarra, el hombre que nadie eligió. No encuentro ninguna genialidad en su casi infalible actuación. Parece actuar con una naturalidad que proviene de algo orgánico, verdadero. Quiero creer que es la vieja élite de las provincias, nuestra verdadera reserva, que nos ha sacado de apuros más de una vez. Las viejas clases medias del Perú, creyentes del ascenso por los estudios y el trabajo, las buenas maneras y el respeto de la ley. Algo tan revolucionario en el Perú del 2019 que es capaz de derribar todas las barreras.

Esta noche de verano Vizcarra parece lo mejor que nos podía pasar. Por segunda vez en lo que va del siglo, nos salva un acierto que no cometimos. Le falta completar una propuesta que supere la anti corrupción. Hay tiempo para eso. Desde luego, todo esto solo será factible si Vizcarra se retira en el 2021 y se mantiene dentro de lo legal, no lo legalista. Su tiempo será el 2026, por primera vez tendriamos un cierto horizonte hacia el futuro, si lo logra será una recuperación aunque sea parcial, de todo lo que desperdicio Fujimori en energia humana y democrática.

Tal vez nuestro verdadero Bicentenario se cumpla con cinco años de retraso. No estaría mal en el Perú, el país del largo tiempo.

2 comentarios en “Un momento asombroso. Luis Jochamowitz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s