Lecturas Sobre el Pariacaca. Roberto Bustamante

La presencia de las Huacas en el contexto de la poesia -Mateo Salado, Tumaba del Sr de Sipan, va trasladanco su poetica fundacional al escenario publico, como en el caso de Huarochiri, segun Roberto Bustamante en su Blog

Anoche, en la inauguración de los Juegos Panamericanos Lima 2019, se usó una montaña dentro del Estadio Nacional, con proyecciones mapping, que representaba al nevado Pariacaca. ¿Por qué su elección?

El nevado Pariacaca. Fuente: Sernanp

En primer lugar, tenemos que hacer referencia al Manuscrito de Francisco de Ávila (¿1598?), que recoge la mitología de los habitantes originarios de Yauyos. En ese manuscrito se recogen todas las tradiciones, mitos, leyendas, cosmovisión de los hombres que habitaban dicha región antes de la llegada de los españoles y que cuenta de los dioses andinos, sus orígenes, sus muertes y sus reapariciones. Uno de esos dioses, que habría nacido de cinco huevos distintos, es el Apu Pariacaca, que domina la zona actual de Huarochirí. El texto fue traducido varias veces en el siglo XX, y destaca la traducción analítica de Gerald Taylor y también la traducción, un poco más libre pero rica desde lo literario, realizada por José María Arguedas a mediados de la década del sesenta.

“En ese tiempo, el denominado Pariacaca nació de cinco huevos en el sitio llamado Condorcoto. Un hombre pobre llamado Huatyacuri, de quien se dice era hijo de Pariacaca, fue el primero que supo, que vio el nacimiento (…) Cuando ya Pariacaca tomó figura humana y hubo crecido, se hizo grande, empezó a buscar su enemigo. El nombre de su enemigo era Huallallo Carhuinco, devorador de hombres” (Dioses y hombres de Huarochirí, Manuscrito de Ávila, traducción de José María Arguedas, 1966)

ÍDOLOS I VACAS DE LOS CHINCHAI SVIVS, Guamán Poma de Ayala, 1615. GKS 2232.

En su relación de ídolos y huacas, Guamán Poma dibuja una escena de sacrificio en la que se vincula a Pariacaca con Pachacamac.

El cronista Pedro Cieza de León también hace referencia a Pariacaca, vinculándolo al Qhapaq Ñan (camino principal del Imperio Inca) en su libro Señorío de los Incas.

“UNA DE LAS COSAS de que yo más admiré contemplando y notando las cosas de este reino fue pensar cómo y de qué manera se pudieron hacerc aminos tan grandes y soberbios como por él vemos y qué fuerzas de hombres bastaron a lo poder hacer y con qué herramientas y estrumento pudieron allanar los montes y quebrantar las peñas para hacerlos tan anchos ybuenos como están; (…) Los que leyesen este libro y hubieren estado en el Perú miren el camino que va desde Lima a Xauxa por las sierras tan ásperas de Guayachire [Guarochiri] y por la montaña nevada de Pariacoca [Pariacaca] y entenderán los que a ellos lo oyeren, si es más lo que ellos vieron que no lo que yo escribo”. (Cieza de León, 2005 [1554]: 330)

Otro cronista, Cristóbal de Albornoz, no habla directamente de Pariacaca, pero hace referencia a unas míticas escaleras (estudiadas luego por varios, entre ellos Guido Casaverde, ver líneas más abajo).

“Aunque pienso dar fastidio diré una niñería y patraña que los naturales de los confines de Lima tienen en la sierra, como ban a Guadocherí de acá, en todas las lagunas antes que llegan a Las Escaleras, y es que naturaleza en aquellas peñas, en la traviesa dellas que atraviesa el camino real de una legua a otra, crió una beta de mármol blanco de longitud larga. Y los naturales cercanos a ella creen y dizen que, cuando los españoles entraron en estos reinos, salió de la una laguna la culebra llamada amaro para irse a la otra y con la nueva se enfrió y se tornó piedra. Tiene señal de culebra, porque yo la e visto. Todas las provincias alrededor la mochan, cuando pasan por allí, con mucha reverencia. Dízese tener en los yauyos muchos serviéio[s] y ganados y chácaras que le an ofrescido y en Guadochirí y en los pueblos allí comarcanos. Yo e visto encima della muchos acollicos y ofrescimientos todas las bezes que por allí e pasado.” (en Albornoz y el espacio ritual andino prehispánico, Pierre Duviols, 1984: 201, los énfasis son míos).

La escalera de Pariacaca. Foto por Manuel Rojas. Fuente: Wikipedia.

Es probable que los organizadores de los Juegos Panamericanos hayan escogido justamente el nevado por la idea del camino, de los chasquis (los porteadores y carteros del Imperio).

Sobre el camino mismo alrededor del Pariacaca, tenemos un trabajo escrito por Guido Casaverde, para definir al camino inca y los caminos coloniales. De igual modo, sobre el carácter de oráculo de Pariacaca está el texto de César Astuhuamán. También contamos con el artículo de Manuel Perales sobre el camino entre Pachacamac y Jauja, y su vínculo con las fiestas actuales de la Tuntantada del Valle del Mantaro. De igual modo, este texto de Tania Torres Oyarce sobre el carácter de Pariacaca como un “trickster”dentro de la mitología andina.

1

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s