GladysTejeda. Omar Aramayo

Mientras el gobierno y la mineria le ponen pies de plomo al pais el qatun varayoq Omar Aramayo rinde, con nosotros, debido homenaje a la honorable Gladys Tejeda

Gladys Tejeda

Corre por las calles de Lima como si una luz desconocida de pronto despertase en el universo y aullara y fuese feliz
corre como un milagro por los ojos de la burguesía blanca que maneja este país desmemoriado
es tal vez una de esas frutas exóticas que cada cierto tiempo aparecen para la exportación 
emerge de los pueblos enterrados por los políticos los medios los académicos los ciegos de la mente
corre como un meteorito por la mitad del cielo
corre como un cóndor que quiere salvarse de morir y vuela por lo alto
mantener el ritmo antes que morir establecer un nuevo record antes que morir
cada uno de sus pasos está sincronizado con la muerte y con la vida
cada uno de sus latidos corresponde al tiempo en que el país ha postergado a la gente que le da la vida
corre en el corazón de la multitud que se reconoce en ella y la ama al paso
ahora es un espejo donde el mundo se mira en ella limpio sin distorsión alguna 
corre en la sangre de los perdedores ella debe salvarlos del naufragio total aún es tiempo
asciende por las cuestas del dolor para llegar al oro
sube por los cerros que se le aparecen como si fuesen las hojas de un árbol donde jamás ha llegado otoño ni invierno
corre y la ciudad de los virreyes se abre de ventanas y banderas 
el cronómetro es su padre
el cronómetro es su madre
el cronómetro son sus hijos
el tiempo su peor enemigo
viene desde muy lejos desde mucho antes de nacer
cuando conversaba con el viento en el ombligo de la existencia
cuando conversaba con el río de su pueblo ancho como un brazo del cosmos 
desde los atroces reinos de la pobreza donde su madre y sus nueve hermanos cada noche se dormían de hambre
desde cocinas humosas donde hervían las ollas de la nada
desde las estrechas calles de la necesidad de vallas invisibles y púas afiladas 
corre como una lágrima detenida en la arista de una estrella
está detenida en la velocidad
trae una mochila de sueños donde crece un árbol tan alto que sus frutos están dentro de uno mismo
trae toda la desilusión que puede provocar un Estado ausente de los suyos
un Estado que la ha estafado cuantas veces ha podido 
un Estado de burócratas sordos 
corre por las calles de Lima al fin corre con zapatillas nuevas 
ha corrido durante mucho tiempo con zapatillas lavadas cien veces con una escobilla diminuta a punta del uso
corre Glady Tejeda y no ha de detenerse 
porque la ley de gravedad solo se detiene cuando acaba el amor

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s