NENÚFARES BAJO LA PIEL. Omar Aramayo

Skannanati

Contemplando el fin del antropoceno y apostando por la vida, el poeta como yatiri

 

NENÚFARES BAJO LA PIEL

He aquí las grandes migraciones detenidas por un instante a orillas
de este inmenso nenúfar
contemplándose en la inmensidad del gran espejo de la extinción

el huésped no puede implorar contratos que jamás se suscribieron
y a pesar suyo debe abandonar el hospedaje amado
somos una simple consecuencia y para el efecto nadie invoca una excepción

la risa o el llanto en el mejor de los casos son una mascarilla
bajo la lava de los siglos
acaso el espíritu se levanta y dice: fíjate este es el alfa y omega
la vida es solo un instante de luz
y ese instante ha de bastarnos como toda recompensa

los cardúmenes se disgregan y a copos entienden el bamboleo terrestre
y cada cual exhibe el esplendor de su espacio imaginado
las actas enterradas nunca a suficiente profundidad serán descubiertas
por la furia de nuestra progenie
y devoradas con ajena fruición de todas maneras

son las especies más inocentes y plásticas perviven
o las más zafias
el daño exquisitamente diseñado en los blasones de la sabiduría
perdura como un anillo con su piedra de agua
bajo el mito que ilumina como la luna o sol en lo hondo

hay a quienes les disgusta hablar acerca de las leyes del cambio
la verdadera creación debía asesinar al tiempo
inventar otro
acabarlo
como ocurrió hace unos minutos sobre la perfección del mármol
con las pequeñas explosiones de uranio sobre planchas de oro o plata espejo

el juego del tiempo es revocarse a sí mismo
luego de destruir sus redes no importa lo fulgurantes que sean

la infancia y la vejez de las cordilleras nos hablan
su expresión fabricada con las mataduras del caballo
el horror y el sufrimiento de pueblos enteros que naufragan como barcazas
y entienden por primera vez las fuerza del agua o el hervor de la tierra

las piedras como tambores pulidos por los siglos desafían al olvido total
las dimensiones que alguna vez debimos comprender
antes del extravío doméstico

el mundo de las creencias comienza en el diálogo de la inocencia
con las fuerzas naturales
pero la presunción y la soberbia se juntan en el caracol
donde los alucinados se proclaman monarcas de su pequeña parcela

ha ocurrido tantas veces y la especie se empecina en recrear su ciencia
el adolescente que ha huido de su familia
tendido sobre el gras de la noche se extasía contemplando
la rotación de las estrellas lejanas
se renueva la voz secreta del gen la voz de las migraciones
victoria regia detenida en sus propios contornos en busca de su sola raíz
el agua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s