EL PRÉSTAMO LINGÜÍSTICO DESDE EL PUNTO DE VISTA COGNITIVO. Niel Agripino Palomino

Awir, imaynata Corona virusta niwaq runasimillapi. Waqchapas apopas kaspaqa wasillanchikpim  qepasunchik kanan kunan paqarin mincha wayki paniykuna. Ama opa kaychiqchu. Kaychaqa Condemayta de Acomayopa Castillanito Peruanoyoq miki kanan.

 

EL PRÉSTAMO LINGÜÍSTICO DESDE EL PUNTO DE VISTA COGNITIVO

 

 

“Cualquier acto lingüístico estará constreñido y determinado por las capacidades cognitivas del cerebro humano”.

Paloma Tejada Cuéllar

 

 

 

Lakoff (1987), afirmó con contundencia que las categorías lingüísticas son tipos de las categorías cognitivas.

 

“Las categorías lingüísticas así como las categorías conceptuales, presentan efectos prototípicos. Dichos efectos se observan en el nivel del lenguaje, desde la fonología a la morfología, desde la sintaxis al léxico. Considero la existencia de dichos efectos como la prueba de que las categorías lingüísticas tienen el mismo carácter que las categorías conceptuales”. (Lakoff, 1987, p. 67).

 

En este sentido, los préstamos lingüísticos que corresponde al nivel léxico parten desde lo cognitivo. O sea, se suscitan en el cerebro del hablante. De tal manera que solo podría explicarse desde la Lingüística cognitiva. Veamos.

 

¿Qué sucede en la mente del hablante cuando va a adoptar o prestarse una palabra extrajera? ¿Qué sucede en la mente del quechuahablante cuando este por primera vez observa un objeto nuevo para él o ella, por ejemplo un celular? Consciente o inconscientemente se interrogará qué cosa es esto y preguntará a alguien. Aunque la pregunta es por el objeto la única respuesta posible será la palabra, exactamente el sustantivo o nombre de ese objeto. Si alguien ya sabe el nombre del objeto le dirá este es celular. Hasta es probable que además le explique para qué sirve y cómo funciona. Él o ella repetirán mentalmente celular, pronunciará

 

en una oración y así este extranjerismo pasará a su repertorio léxico. Pero, si no hubiese tenido a nadie que le diga el nombre de ese objeto, seguro se vería forzado a inventarle un nombre para ese ser. Para hacerlo, es decir, para darle nombre a ese nuevo ser la única posibilidad es buscar en su mente el nombre de un objeto ya conocido por él que se le parezca al nuevo objeto celular. A dicha actividad mental en Lingüística cognitiva se denomina categorización; pues, lo que ha hecho es buscar prototipos o estereotipos (familiaridad o semejanza entre el celular y el objeto conocido).

 

Pero, supongamos que eso ocurre con cada quechuahablante. Entonces, cada hablante del quechua nombrará al celular según el prototipo que conoce, su imaginación y su capacidad denominativa. Y es imposible que cada individuo use el mismo prototipo. Esto generará una problema de pluridenominación que sobrepasaría los sinónimos y no lograrían entenderse. Georges Kleiber en su libro La semántica de los prototipos explica el peligro de las denominaciones individuales a partir de los prototipos:

 

“El prototipo es el ejemplar que es reconocido como el más idóneo para los individuos. Este fundamento psicológico plantea el problema de la variación individual, puesto que, al ser en primer lugar el mejor caso que a los individuos les viene a la mente, el prototipo podría en teoría, variar de un individuo a otro […]”. (Kleiber, 1995, p. 48).

 

Por su parte, los cronistas ilustran este caso cuando refieren cómo al ver por primera vez al caballo ser desconocido para ellos lo denominaban de las siguientes maneras: “hatun alqu” (perro grande), “k’ala llama” (llama pelada), “ichina uywa” (animal para montar), “qulqi muqhuy hatun uywa”

 

(animal grande que come plata). Veamos un texto ilustrativo de Cieza de

 

León:

 

 

“Venían caballeros en unas llamas grandísimas que en su corrida y velocidad parecían guanacos, que traían unas pucunas o cerbatanas con que soplaban fuego, con más espantable ruido que el Inti Illapa, y que traían unas macanas o cuchillos tan largos como casi una braza, con que cortaban un hombre por medio”. (Cieza, 1974, p. 47)

 

Como se puede observar, los informantes del inca, para describir los nuevos seres: caballos, escopetas y espadas, recurren al prototipo que ellos conocen:

 

_ Caballos = llamas grandísimas, parecido a los guanacos.

 

 

_ Escopetas = phukunas que soplan fuego, con ruido como del Illapa

 

(relámpago).

 

 

_ Espadas = maqanas (cuchillos) tan largos que cortan al hombre por medio.

 

Las denominaciones habrán sido muchas y variadas. Pero, ¿por qué hoy en día el quechuahablante, ya no le nombra llama grande o wanaku al caballo, ni phukuna sopla fuego a la escopeta? La respuesta es está Semántica de los prototipos, rama de la Lingüística cognitiva. Veamos:

 

1) Porque, la mente del quechuahablante al realizar el proceso de categorización general pasa a la subcategorización (buscar prototipos más específicos). Y al hacer ello, no puede completarlo tan bien porque, además de ser rumiantes, mamíferos, animales de carga, no hay más equivalencias o prototipos entre caballo y llama, para nombrarlos de esa forma.

 

2) porque cada quechuahablante ha nombrado como pudo según el prototipo familiar y de forma tan diversa.

 

3) porque ese problema se resolvió cuando escuchando a los españoles (dueños de los caballos y las escopetas y espadas) decidieron llamarlo como los españoles. Es decir, según la semántica de los prototipos optaron por el que “resulta ser cognitivamente el más idóneo”. Pues según Georges Kleiber, caballo, escopeta y espada, serían términos del nivel de bases, “nivel en el que se efectúa la denominación estándar” (según todos españoles). (Kleiber; 1995 – 109). Entonces, los quechuahablantes acudieron al préstamo y con eso redenominaron a los nuevos seres de manera estandarizada e incorporaron a su repertorio léxico nuevas palabras adaptándolo por su puesto a la fonología quechua.

 

Otro caso ilustrativo es lo que refiere el fray Domingo de Santo Tomás en su libro clásico libro Gramática o arte de la lengua general de los indios de los reynos del Perú.   “Las cosas de nuestra fe explícanse o por los propios términos como está dicho o por circunloquios, o por los nombres de las causas o efectos de las cosas que se quieren explicar o declarar”. (Foja 42v).

 

En la cita se explica un conflicto cognitivo – lingüístico. Los primeros años de contacto con los españoles, los quechuahablantes al encontrarse con nuevos conceptos referidos a la religiosidad cristiana para entender y expresar en quechua lo hacen buscando equivalentes o prototipos, en muchos caso lo realizan a través de cincunloquios (rodeo de palabras).

 

Basándose en las causas y efectos de lo que quieren decir, crean o inventan lexías o palabras equivalentes. Pero, que a la larga no hallan consenso entre ellos mismos. La única salida es prestarse del castellano.

 

Por lo explicado, la invención de equivalencias en quechua que para ciertos seres, acciones, procesos y objetos venidos de otras culturas y sociedades que hacen los de la Academia Mayor de la Lengua Quechua – Qosqo, nunca será acogida en la cognición ni en el lexicón de los quechuahablantes que son una inmensa mayoría mucho más que los de la academia. Y la única y la más efectiva forma de acrecentar el repertorio léxico del quechua, convertirla en una lengua del siglo XXI es la adopción y adaptación de los extranjerismos. Es lo que han hecho siempre los quechuahablantes, sin ser consciente de ello desde la génesis de esta lengua hasta hoy. Solo con los préstamos lograron que el quechua siga vivo. Por eso, no hay conversación de quechuahablantes que no tenga préstamos.

 

Y por esa razón también, ninguna academia purista, ninguna institución pudo, en la historia de la humanidad contra el poderoso préstamo lingüístico.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s