Barrosa Barroca. Fredy Roncalla

Hoy que es cumpleaños de Rodolfo Lolo Fernández, hermano de mi mamá, es momento de publicar la Barroca Barrosa, que ya ha estado anunciándose incluso en unas roncadoras ancashinas y san juanitos ecuatorianos. En honor a la memoria de  Rodolfo Lolo Fernández, mamá Rosa Teresa Fernández, Ramiro Espinoza, mamá  Julia Fernández Pacheco y mamá Felicitas Pacheco Dongo, que descansan en Huachipa. Y de Epifanio Roncalla Sierra que descansa en una puna lejana. La imagen es de Huaracco con la mamá Felicitas cuidando a sus bisnietos, y mamá Julia mirando la distancia al otro lado del rio Chalhuanca. Desde ese patio partimos y partió la Barrosa a Lima, pero no en el camioncito de madera.

Barrosa Barroca[1]

 

Fredy Roncalla

 

 

Chaysi tiyuy Lolo Fernandez

taytayta

‘Yaw Epifanio

qello wakayta

Barrosa nisqanta

Vendiykimanchu’ nisqa

Precimomantaña rimachkaptinkus

mamitay taytayta kamachisqa

‘chay wakaqa tulluy tulluyllaña

ama nisyutachu paganki’

nispa

 

Chaymanta mayqin punakupiraq

taytay qepakusqan qipataña

 

Wachipapiña kaptiyku

 

Mayqenpi machakusqanpim

Tiyuyqa mamitayta

Kamipayaq karqa:

‘millaymi kanki,

manan wakay valesqanta pagawarankichu’

nispa.

 

Mamitaytaq mana imatapas

kutichinchu.

 

Unay unaymantaraq

 

Manaña pani tura

awqanakunankupaq

 

Barrosachaqa

Waraqupi qaqaparusqa

 

Hinaptinmi awlitay mama Felico

Condorchallay Aymaraeswan

llapan ismukuchkaq aychata

uruchayuqtaña

apachimuwarqaku

 

Urunta picharispaya

charkita ruwarqaniku

 

Hinaspan mamitay

sara lawachata

Ollukito con charkitapas

saksanankama

obispo wiqsayoq kanankama

tiyuyta mikuchin

 

 

‘Amaña imatapas

Barrosamantaqa rimayñachu’

nintaq

 

 

Kunanñataq

 

Sapanka barroco poesiamanta

Rimaykuptinku

 

 

Ancha anchata puramente awir

Barrosachaymanta yuyarini

 

 

Manachiki

Kay Nuyorkunapiqa ni charkipas

Ni cochayuyupas kanchu:

 

La waka es poesia wakatakillata

facebukipi mayqinpi rikurini

 

 

Tiyuyqa poeta y torero karqa

Chay Barrosa wakachaytaq literata chiki

 

 

 

 

 

 

 

Barrosa Barroca

 

 

Dicen que mi tío Lolo Fernández

A mi papá

Le había dicho:

‘Oye Epifanio,

te vendo esa mi vaca amarrilla,

a la que llaman Barrosa’

 

 

Cuando ya estaban hablando del precio

Mi mamita le había dicho a mi padre:

‘la vaca está hueso y pellejo

no pagues mucho’

 

Tiempo después mi papá se quedó

En alguna puna incógnita

 

Y ya en Huachipa

Cuando tomaba a veces

 

mi tío empezaba a pelear con mi mamita

diciéndole:

‘eres mala

no me pagaste el precio de mi vaca’

 

Mi mamita con contestaba nada

 

Mucho tiempo después

Para que no se peleen entre hermanos

 

La Barrosita se desbarrancó en Huaracco

 

Entonces mi bisabuela mama Felico

En Condorchallay de Aymaraes

 

Nos mandó toda la carne

medio olorosita

Y con sus gusanitos

 

Limpiamos los gusanos

E hicimos charqui

 

Y mi mamita

Preparó una sopita de maíz

Y un olluquito con charqui

 

Y le hizo comer a mi tío

Hasta que se llene

Y se le hinche la panza como obispo

 

Y dijo que nunca mas

Le volviera a hablar de la Barrosa

 

 

Pasado el tiempo

 

Cada vez que hablan de la poesía barroca

-Bastantísimo de todas maneras fíjate-

Me acuerdo de mi Barrosita

 

Será porque en los nuyures no hay charqui

Ni cochayuyo

Y en el feis sólo escucho el waka taki

la Huaca es poesía.

 

Mi tío torero poeta era

Y mi vaquita Barrosa tal vez literata

 

 

 

 

 

 

[1] Agradezco la corrección de estilo en quechua de Alejandrina Misme, Hugo Carrillo, y Hernán Hurtado.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s