Mesa Redonda Arguedas e Identidad Nacional. Alejandro Romualdo, Gustavo Guiterrez, Alberto Escobar, Antonio Melis,

Don Vicente Otta comparte de tercera edicion de la mesa Redonda Arguedas Cultura e Identidad Nacional, que se llevo a cabo en 1989 con la participacion, entre otros de Alejandro Romualdo, Gustavo Gutierrez y Alberto Escobar. Esta edicion se puede bajar ARSABADO-FINAL (1) o al al final de las presentaciones. Para quienes quieran un ejemplar fisico, favor comunicarse con Don Vicente al fono 996343729 o email, vottar@gmail.com

 

PRESENTACIÓN

En diciembre de 2020 se cumplieron cincuenta años de la partida de José María Arguedas, insigne escritor, etnólogo y profesor sanmarquino. Como dice Rendón Willka, uno de sus personajes entrañables, se produjo su “muertecita”. Dejó de existir como individuo, pero su obra sigue vigente y cada vez con mayor trascendencia.

Arguedas, quien mantuvo hasta el fin de sus días un férreo sentimiento de pertenencia a su comunidad de indios y mestizos, ahora sigue viviendo entropado con su pueblo y más presente que nunca.

La Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Edaprospo han considerado oportuno publicar una segunda edición del libro Arguedas: Cultura e identidad nacional, que recoge los memorables comentarios y testimonios que, en 1989, Alejandro Romualdo, Alberto Escobar y el padre Gustavo Gutiérrez, vertieron sobre la vida y obra de José María Arguedas.

En esta edición, además del artículo de Antonio Melis “La angustia y la esperanza del mestizo”, se han incluido dos nuevos documentos: “Últimos instantes”, texto inédito de Andrés Solari que describe los momentos previos al disparo fatal, y “No soy un aculturado”, el discurso que José María Arguedas pronunció en 1968 cuando recibió el premio Inca Garcilazo de la Vega

Contribuimos así a perennizar su obra y trascender a todos los públicos que requieren conocer su valioso legado el cual puede considerarse como su testamento político cultural.

 

 

Vicente Otta Rivera Director EDAPROSPO

PRESENTACIÓN
DE LA PRIMERA EDICIÓN

A fines de noviembre del año 1989, el Equipo de Educa- ción y Autogestión Social (Edaprospo) organizó varias activi- dades conmemorando el XX aniversario del fallecimiento de José María Arguedas. La Mesa Redonda Arguedas: cultura e identidad nacional fue el acto central. Las informadas opiniones de los expositores y la riqueza del diálogo con el público asistente hicieron ver la necesidad de publicar lo tratado en este evento.

Además de la intervención de Alejandro Romualdo, Alberto Escobar y Gustavo Gutiérrez, incluimos un prólogo de Marco Martos, y cerramos el libro con un comentario crítico de Antonio Melis.

Arguedas acrecienta su presencia con el paso del tiempo. Se le escucha mejor en el bullicio, dice el padre Gutiérrez; Alberto Escobar afirma que es un escritor clásico, y que sus lectores aumentarán conforme transcurran los años.

La gente que vive con pasión el destino de nuestra patria, encuentra en la obra de José María Arguedas respuestas y derroteros para comprender mejor su presente y devenir.

Desde su primer libro Agua y otros cuentos, hasta el postrero El zorro de arriba y el zorro de abajo, su obra recorre un itinerario en que la constante es pulsar la evolución y cambio de las venas profundas del Perú. De las comunidades indígenas de Puquio, al ámbito provincial, departamental y regional, para finalmente tomar Chimbote como síntesis del país que veía. Arguedas vivió y retrató, a través de sus personajes y escenarios, los acelerados cambios experimentados por la sociedad peruana.

 

Lleno de angustias, temores y esperanzas, como dice Antonio Melis, se mantuvo fiel a su pueblo y a la historia. Su obra, indispensable para conocernos y reconocernos en esta patria múltiple, no solo es apreciada por su valoración de la música, danzas y mitos del pueblo andino.

 

Es particularmente notable su trabajo lingüístico e idiomático. Para poder expresar sus sentimientos y emociones en una lengua distinta a su quechua materno, tuvo que realizar un esfuerzo gigantesco.

Para que sus personajes se expresaran con propiedad produjo una especie de refundación del idioma castellano, lo andinizó. Su discurso narrativo implica alteraciones sintácticas y gramaticales, tal como se expresa el pueblo mestizo y andino. Sus personajes hablan por sí mismos, nadie les presta una lengua. El valor etimológico y lingüístico de su obra es inconmensurable. Desde estos aspectos, aporta también al desarrollo de la nacionalidad.

Tal como señala Marco Martos, la valía de su obra es equiparable a la de los literatos mayores de América Latina. A la obra rulfiana, en plasmar con mayor profundidad y autenticidad la psicología, el modo de ser, de los pueblos provenientes de grandes civilizaciones y sólida raigambre cultural. Con Machado de Assis y Guimarães Rosa, en cuanto a recoger y consolidar los cambios lingüísticos que los pueblos sometidos realizan al tener que apropiarse del idioma de los vencedores.

No será del todo cierto que en el principio fue el verbo, pero sí es cierto que la formación del idioma es factor decisivo para constituir la identidad nacional.

El nuevo ciclo que anunciara Arguedas, el de la calandria de fuego, expresado en versos como: “Al inmenso pueblo de los señores hemos llegado y lo estamos removiendo. Con nuestro corazón lo alcanzamos, lo penetramos…”, no es no es sino el ingreso a una fase decisiva en la evolución de la nacionalidad. Maduran los factores sociales, ideológicos y cultura- les en nuevos “hervores”.

 

Los acontecimientos de los últimos años marcan esta tendencia. La rebelión de los indios, cholos y negros en el proceso eleccionario reciente, es una de las expresiones más sal- tantes del ciclo de la calandria de fuego.

 

Este homenaje a Arguedas es la ofrenda a los hombres totales, a aquellos que son indispensables en toda empresa histórica. Y la formación de la nación y de un Estado pluricultural lo es en nuestro caso. En estos tiempos, esta tarea tiende a ser postergada o diluida en debates sobre la democracia y el socialismo. Este debate, válido y necesario, es estéril si no va antecedido del tema nacional. La renovación del proyecto popular exige poner como primer punto de agenda la cuestión de la nación. Y con ella engarzar democracia y socialismo.

Nuestro recuerdo imperecedero a Alberto Flores Galindo, que estuvo invitado a esta reunión, a la que no pudo asistir por su grave dolencia. Nuestro agradecimiento sincero a Alejandro Romualdo, el poeta; a Alberto Escobar; al padre Gustavo Gutiérrez, discípulo fiel de fray Bartolomé de las Casas; y al profesor Antonio Melis que, desde Siena, Italia, nos hizo llegar su contribución. A ellos y a todos los que hicieron posible la edición de este libro, reiteramos nuestro agradecimiento.

Comité Directivo EDAPROSPO

 

Leer o bajar el libro en este enace

ARSABADO-FINAL (1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s