Mesa Redonda Arguedas e Identidad Nacional. Alejandro Romualdo, Gustavo Guiterrez, Alberto Escobar, Antonio Melis,

Don Vicente Otta comparte de tercera edicion de la mesa Redonda Arguedas Cultura e Identidad Nacional, que se llevo a cabo en 1989 con la participacion, entre otros de Alejandro Romualdo, Gustavo Gutierrez y Alberto Escobar. Esta edicion se puede bajar ARSABADO-FINAL (1) o al al final de las presentaciones. Para quienes quieran un ejemplar fisico, favor comunicarse con Don Vicente al fono 996343729 o email, vottar@gmail.com

 

PRESENTACIÓN

En diciembre de 2020 se cumplieron cincuenta años de la partida de José María Arguedas, insigne escritor, etnólogo y profesor sanmarquino. Como dice Rendón Willka, uno de sus personajes entrañables, se produjo su “muertecita”. Dejó de existir como individuo, pero su obra sigue vigente y cada vez con mayor trascendencia.

Arguedas, quien mantuvo hasta el fin de sus días un férreo sentimiento de pertenencia a su comunidad de indios y mestizos, ahora sigue viviendo entropado con su pueblo y más presente que nunca.

La Facultad de Ciencias Administrativas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Edaprospo han considerado oportuno publicar una segunda edición del libro Arguedas: Cultura e identidad nacional, que recoge los memorables comentarios y testimonios que, en 1989, Alejandro Romualdo, Alberto Escobar y el padre Gustavo Gutiérrez, vertieron sobre la vida y obra de José María Arguedas.

En esta edición, además del artículo de Antonio Melis “La angustia y la esperanza del mestizo”, se han incluido dos nuevos documentos: “Últimos instantes”, texto inédito de Andrés Solari que describe los momentos previos al disparo fatal, y “No soy un aculturado”, el discurso que José María Arguedas pronunció en 1968 cuando recibió el premio Inca Garcilazo de la Vega

Contribuimos así a perennizar su obra y trascender a todos los públicos que requieren conocer su valioso legado el cual puede considerarse como su testamento político cultural.

 

 

Vicente Otta Rivera Director EDAPROSPO

PRESENTACIÓN
DE LA PRIMERA EDICIÓN

A fines de noviembre del año 1989, el Equipo de Educa- ción y Autogestión Social (Edaprospo) organizó varias activi- dades conmemorando el XX aniversario del fallecimiento de José María Arguedas. La Mesa Redonda Arguedas: cultura e identidad nacional fue el acto central. Las informadas opiniones de los expositores y la riqueza del diálogo con el público asistente hicieron ver la necesidad de publicar lo tratado en este evento.

Además de la intervención de Alejandro Romualdo, Alberto Escobar y Gustavo Gutiérrez, incluimos un prólogo de Marco Martos, y cerramos el libro con un comentario crítico de Antonio Melis.

Arguedas acrecienta su presencia con el paso del tiempo. Se le escucha mejor en el bullicio, dice el padre Gutiérrez; Alberto Escobar afirma que es un escritor clásico, y que sus lectores aumentarán conforme transcurran los años.

La gente que vive con pasión el destino de nuestra patria, encuentra en la obra de José María Arguedas respuestas y derroteros para comprender mejor su presente y devenir.

Desde su primer libro Agua y otros cuentos, hasta el postrero El zorro de arriba y el zorro de abajo, su obra recorre un itinerario en que la constante es pulsar la evolución y cambio de las venas profundas del Perú. De las comunidades indígenas de Puquio, al ámbito provincial, departamental y regional, para finalmente tomar Chimbote como síntesis del país que veía. Arguedas vivió y retrató, a través de sus personajes y escenarios, los acelerados cambios experimentados por la sociedad peruana.

 

Lleno de angustias, temores y esperanzas, como dice Antonio Melis, se mantuvo fiel a su pueblo y a la historia. Su obra, indispensable para conocernos y reconocernos en esta patria múltiple, no solo es apreciada por su valoración de la música, danzas y mitos del pueblo andino.

 

Es particularmente notable su trabajo lingüístico e idiomático. Para poder expresar sus sentimientos y emociones en una lengua distinta a su quechua materno, tuvo que realizar un esfuerzo gigantesco.

Para que sus personajes se expresaran con propiedad produjo una especie de refundación del idioma castellano, lo andinizó. Su discurso narrativo implica alteraciones sintácticas y gramaticales, tal como se expresa el pueblo mestizo y andino. Sus personajes hablan por sí mismos, nadie les presta una lengua. El valor etimológico y lingüístico de su obra es inconmensurable. Desde estos aspectos, aporta también al desarrollo de la nacionalidad.

Tal como señala Marco Martos, la valía de su obra es equiparable a la de los literatos mayores de América Latina. A la obra rulfiana, en plasmar con mayor profundidad y autenticidad la psicología, el modo de ser, de los pueblos provenientes de grandes civilizaciones y sólida raigambre cultural. Con Machado de Assis y Guimarães Rosa, en cuanto a recoger y consolidar los cambios lingüísticos que los pueblos sometidos realizan al tener que apropiarse del idioma de los vencedores.

No será del todo cierto que en el principio fue el verbo, pero sí es cierto que la formación del idioma es factor decisivo para constituir la identidad nacional.

El nuevo ciclo que anunciara Arguedas, el de la calandria de fuego, expresado en versos como: “Al inmenso pueblo de los señores hemos llegado y lo estamos removiendo. Con nuestro corazón lo alcanzamos, lo penetramos…”, no es no es sino el ingreso a una fase decisiva en la evolución de la nacionalidad. Maduran los factores sociales, ideológicos y cultura- les en nuevos “hervores”.

 

Los acontecimientos de los últimos años marcan esta tendencia. La rebelión de los indios, cholos y negros en el proceso eleccionario reciente, es una de las expresiones más sal- tantes del ciclo de la calandria de fuego.

 

Este homenaje a Arguedas es la ofrenda a los hombres totales, a aquellos que son indispensables en toda empresa histórica. Y la formación de la nación y de un Estado pluricultural lo es en nuestro caso. En estos tiempos, esta tarea tiende a ser postergada o diluida en debates sobre la democracia y el socialismo. Este debate, válido y necesario, es estéril si no va antecedido del tema nacional. La renovación del proyecto popular exige poner como primer punto de agenda la cuestión de la nación. Y con ella engarzar democracia y socialismo.

Nuestro recuerdo imperecedero a Alberto Flores Galindo, que estuvo invitado a esta reunión, a la que no pudo asistir por su grave dolencia. Nuestro agradecimiento sincero a Alejandro Romualdo, el poeta; a Alberto Escobar; al padre Gustavo Gutiérrez, discípulo fiel de fray Bartolomé de las Casas; y al profesor Antonio Melis que, desde Siena, Italia, nos hizo llegar su contribución. A ellos y a todos los que hicieron posible la edición de este libro, reiteramos nuestro agradecimiento.

Comité Directivo EDAPROSPO

 

Leer o bajar el libro en este enace

ARSABADO-FINAL (1)

Escuchar a Raul Garcia Zarate en Memoria de Jose Maria Arguedas. Mario Cerron Fetta

Escuchemos los huaynos morochucos “Tukucha y Chachascha”.Éstos temas vendrían a ser las grabaciónes más antiguas de Don Raúl García Zárate, la presentación está a cargo del Amauta José María Arguedas. Fue realizada en la Casa de la Cultura de la que Arguedas fue director entre 1963 y 1964. En la grabación sólo dice “grabación realizada el 3 de julio”. Teniendo en cuenta que Arguedas fue nombrado director en Agosto de en Agosto de 1963 y renuncia en Agosto de 1964 (según el libro de Mildred Medina de Zela),ésta fue realizada el 3 de Julio de 1964. Hay que señalar que también grabó el solista Gaspar Andía Fajardo, quien tocaba con cuerdas de metal. Posteriormente el año 1966 el maestro García lanzaría su disco “Ayacucho”, que se constituyó en todo un fenómeno en la industria musical peruana. Ésta grabación está extraída de la colección que contiene 2 discos y titula “Archivo de Música Tradicional del Perú”- Registro Sonoro Colección José María Arguedas- Volumen 1 (consta de 3 volúmenes de dos discos cada uno la colección completa). Editado y producido por la Escuela Nacional de Folklore José María Arguedas. El Ministerio de Cultura también editó otra colección que contiene 3 discos, donde Arguedas presenta a Gaspar Andía Fajardo de la misma forma que a García Zárate. Tiene como título “José María Arguedas “-Registro musical 1960-1963. Agradecimiento al musicólogo Luis Salazar Mejía

 

El Sueño del Pongo y Arankaykanmanta ( El lagarto) en quechua. Yenni Lu Pariona Pillaca

La profesora Yeni Lu Pariona, que se inicio en la literatura al escuchar a su profesor hablar de Huambar hace mas de una decada, comparte una version en quechua, preparada para sus alumnos, del Sueño del pongo de Jose  Maria Arguedas, abriendo la entrega con el Carnaval de Tambobamba. Esto es parte de programa de Cuenta Cuentos en quechua recopilados del escritor Jose Maria Arguedas.
producido por: prof. YENNI PARIONA PILLACA
#AprendoEnCasa
#QuedateEnCasa.

Que en las poeticas orginarias la musica  es el motor  de la palabra y la imagen, es algo que no hay que olvidar. Aprovechamos esta oportunidad para desear pronta recuperacion a  Julia Illanez, gan cantante y mejor persona. Ministerio de cultura, senor gobierno maypim kanki.

 

Katatay de Jose Maria Arguedas en edicion digital de descarga gratuita

El día de ayer La Casa de la Literatura Peruana presento la edición digital  de Katatay del maestro José María Arguedas con prologo de Julio Noriega  e ilustración de Josué Sánchez. Esta edición fue publicada en impreso por el Diario la Republica y la Casa de la Literatura recientemente. La edición digital se puede bajar libremente golpeando el  Portal de la Casa de la Literatura Peruana/Katatay

La presentación de anoche estuvo a cargo de Juan Cristóbal Albornoz y  Diana Amaya Aldana quienes enfatizaron la relevancia de la poesía quechua de José María Arguedas en  tiempos de pandemia. Que la poesía del maestro vuelva a su cause y sea disponible al publico en  general es algo a celebrar. Vaya el reconocimiento a iniciativa de Carolina Teillier, al cuidado editorial  de Dante González  Rosales y  a todos los que hicieron posible este retorno al origen de la poesía del maestro.

El poemario también se puede descargar directamente via noqayku

Katatay

Acompañamos  el prólogo de Julio Noriega Bernuy, un fragmento de Tupac Amaru camaq taytanchisman, el video de la presentación de anoche  y un homenaje musical de Dona Isabel Esto y Don Maximo Damian..

 

Prólogo

Julio Noriega Bernuy

 

 

Hace medio siglo, el 2 de diciembre de 1969, murió José María Arguedas, cuando ya era un consagrado novelista, con varias obras traducidas al francés, alemán e inglés, y con un prestigio consolidado en el ámbito académico nacional e internacional. Pero la muerte de Arguedas supuso no solo la pérdida de un novelista sobradamente conocido en su medio, sino también la de un personaje polifacético, destacado en varios campos profesionales, como educador, antropólogo, investigador, traductor, recopilador, promotor cultural y poeta quechua. Si bien su faceta de narrador fue la más reconocida, su labor poética en quechua no corrió la misma suerte, quizás porque él mismo había empezado a escribir poesías en quechua tardíamente, todavía a partir de 1962, y de manera esporádica y circunstancial, o tal vez porque, en ese entonces, la poesía quechua ocupaba un espacio más marginal incluso del que hoy ocupa. Fue a partir de la primera publicación póstuma de Katatay / Temblar (1972), bajo la edición del desaparecido Instituto Nacional de Cultura, cuando su figura como poeta empieza a suscitar interés en el mundo académico hasta convertirse en lo que hoy representa: el fundador de la poesía quechua moderna en el Perú, el poeta emblemático para una generación de discípulos que, respondiendo a su llamado de escribir poesías en quechua, conservan y cultivan su valioso legado. La Casa de la Literatura Peruana celebra este hito fundacional en la poesía de Arguedas y se complace en presentar ahora una nueva edición de su poemario que reúne los mismos poemas de la edición de 1984.

Lejos de la propuesta radical de algunos contemporáneos suyos que buscaban mantener un purismo lingüístico arcaizante, como en el caso del padre Jorge Lira, o promover únicamente, en abierta competencia con el castellano, la versión monolingüe quechua de sus poesías al estilo del gran poeta Andrés Alencastre (Killku Warak’a), Arguedas opta por el formato de publicación bilingüe, mezcla entre sí diversos dialectos quechuas e incorpora en su lenguaje literario términos del español quechuizado. No pretende recrear en sus poesías, ni formal ni temáticamente, la visión pasadista, nostálgica y señorial del indio. Lo que realmente le interesa es darle voz poética a la experiencia del ser humano que sobrevive fortalecido tanto a la desigual y violenta modernización de las sociedades andinas como a la consiguiente emigración serrana al espacio urbano de la costa. La posición de puente o intermediario, que él mismo ocupa entre la gente de cultura quechua y los intelectuales de cultura hispana, le facilita la divulgación de sus poemas y, sobre todo, le permite asumir el papel de intérprete y traductor a la vez. Al escribir sus poesías en lengua quechua interpreta poética y artísticamente el espíritu, el sentimiento y la visión del mundo indígena. Pero, al ofrecernos la versión poética en español como equivalente de su texto original en quechua, se desempeña como traductor literario y creativo que traslada sus propias poesías al universo artístico y poético de un lector hispanohablante. Por eso, estrictamente hablando, Arguedas no es solo un poeta quechua o indígena, sino un poeta bilingüe, en castellano y en quechua, “en cristiano y en indio”, según sus propias palabras.

La crítica literaria de las últimas décadas ha estudiado con acierto los aspectos más relevantes en la poesía de Arguedas. Sin embargo, el protagonismo constante del wayqey runa (hermano) como sujeto poético merece un comentario específico, ya que el concepto de hermano se expresa en ellas indistintamente con los términos wayqe, runa y hermano, este último, tal y como aparece en castellano. Además, cualquiera de estos términos puede aludir a un sujeto tanto individual como colectivo, dependiendo del contexto y de la naturaleza de cada poema. La constatación de este mecanismo semántico, así como la tipificación acuñada por Viktor Frankl, logoterapeuta y analista austríaco que sobrevivió al internamiento en varios campos de exterminio nazis, nos llevan a plantear que el hermano como sujeto poético en Arguedas cobra la dimensión del “hombre doliente” y “el hombre codoliente” de Frankl en una relación dialógica, entre el nosotros y el ustedes, el yo y el tú, el emisor y el oyente, ya sean estos sujetos individuales o colectivos. Siguiendo este supuesto, se podría afirmar que toda la poesía de Arguedas es la expresión del sufrimiento humano transformado en sentido vital último, el dolor cósmico convertido en un acto poético trascendente que, en última instancia, no es sino el sentido andino del sufrimiento compartido con los semejantes, la solidaridad, la compasión y la empatía como un río que fluye entre hermanos, es decir, entre humanos, dioses y todos los seres de la naturaleza.

Julio Noriega Bernuy

Knox College, EE. UU.

 

“Taytay: mayukunata uyariykuy, sutilla; hatun yunkapipas manchay sachakunatauyariykuy; la mar qochapa supay, yuraq takinta, waqayninta uyariykuy, papay,Amaruy. ¡Kausasianikun! Chay rumi, sacha, unu, mayu kuyusqanmantan;mayu muyurisqanmantan, wayra tususqanmantan, astawan hatunta, astawanyawar kallpata hapisiayku. ¡Hatarisianikun, qan rayku, apu sutiyki, apuwañuyniyki rayku!”

“Padre nuestro, escucha atentamente la voz de nuestros ríos; escucha a los
temibles árboles de la gran selva; el canto endemoniado, blanquísimo
del mar; escúchalos, padre mío, Serpiente Dios. ¡Estamos vivos; todavía
somos! Del movimiento de los ríos y las piedras, de la danza de árboles
y montañas, de su movimiento, bebemos sangre poderosa, cada vez más
fuerte. ¡Nos estamos levantando, por tu causa, recordando tu nombre y
tu muerte!”
(J.M.A. “Tupac Amaru camaq taytanmanchisman (haylli-taki) / A nuestro padre creador Tupac Amaru (himno-canción)”)

 

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2FCasaLiteratura%2Fvideos%2F175037367253311%2F&show_text=0&width=560