IV Una sutil fiebre amarilla me invade. Fredy Roncalla

miércoles, 6 de octubre de 2010 Calle grande grand street 4/ Fredy Roncalla Una sutil fiebre amarilla me invade. Son antiguos los tiempos de las de medio oriente, y va en jaque la floreciente belleza postmoderna de las cholitas de la llaqta y las que veo pasar por aquí, aunque una cálida belleza abanquina me saque de peligro por un rato. Pero ya la hechada … Continúa leyendo IV Una sutil fiebre amarilla me invade. Fredy Roncalla

Aun queda un canto de alambre (Calle Grande / Grand Street VII). Fredy Roncalla

Aun queda un canto de alambre plateado para conservar como grato recuerdo. Lo trajo Isa, un rayado de Irak antes de la mentirosa guerra, cantante, adicto a los caballos, de mano sorprendente en la joyería free form, todo wiswi, que un día, para el colmo ronco, se apareció en el Tower Records con varios de rollos de alambre 20 y 18. Voy con ellos varios … Continúa leyendo Aun queda un canto de alambre (Calle Grande / Grand Street VII). Fredy Roncalla

Te recuerdo Amanda (Calle Grande Grand Street VI) Fredy Roncalla

miércoles, 13 de octubre de 2010 Calle Grande Grand Street 6 / Fredy Roncalla Foto y texto por Fredy Roncalla Te recuerdo Amanda. La primera vino del sur. Cinco minutos. Eterna metáfora acústica. Pasos de amante revolucionaria alumbrando praderas de poesía y vida. Posteriores desgates. Dictaduras. Muerte. Otras historias. Círculo trazado por la muchacha de entonces sentada en casa quemada. Eternidad ya fue hasta nuevo … Continúa leyendo Te recuerdo Amanda (Calle Grande Grand Street VI) Fredy Roncalla

V: Tal vez en algun rincon blog (Calle Grande / Grand Street). Fredy Roncalla

Hace unos días Chess y yo cerramos un ciclo en el barrio de Chelsea. Ahí termine dos libros, pero los viejos escritos de Calle Grande / Grand Street, tomaron un leave of absence, que espero termine en enero, luego de una breve temporada de nuevo en NY. Mucho que contar y extrañar de los visitantes de estos tiempos. Pero algo que ya no está es … Continúa leyendo V: Tal vez en algun rincon blog (Calle Grande / Grand Street). Fredy Roncalla

IV Una sutil fiebre amarilla me invade (Calle Grande / Grand Street). Fredy Roncalla

Una sutil fiebre amarilla me invade. Son antiguos los tiempos de las de medio oriente, y va en jaque la floreciente belleza postmoderna de las cholitas de la llaqta y las que veo pasar por aquí, aunque una cálida belleza abanquina me saque de peligro por un rato. Pero ya la hechada suerte va tendiendo sus antojitos. De las japonesas la tendera de calle cuatro … Continúa leyendo IV Una sutil fiebre amarilla me invade (Calle Grande / Grand Street). Fredy Roncalla

III Como juntados por iman de brujo. Fredy Roncalla

Como juntados por imán de brujo que atrae clavos torcidos y virutas oxidadas, ahí están los viejos. Aparece Jesús, el viejo boricua, “como estas, che” con un acento argentino que recuerda al del profesor de música, boricua también, que tiene a Gardel como dios personal y nunca entendió porque el pintor peruano mandara al cantor al carajo para demostrar que no era dios ni ocho … Continúa leyendo III Como juntados por iman de brujo. Fredy Roncalla

II. Al fondo de ese horizonte: Ithaca

Al fondo de ese horizonte: Ithaca, un pueblo del que Ulises y Cavafi hubiesen salido corriendo al enterarse que su mejor graffiti dice “happiness is seeing Ithaca in the rear view mirror”. Tierra de suicidas y paraíso del amor e infierno de la soledad en donde los inviernos, con nieve hasta el cuello y un frío de poca madre, solían alargarse por catorce o quince … Continúa leyendo II. Al fondo de ese horizonte: Ithaca

I Pico ha regresado de Puquio. Fredy Roncalla

domingo, 30 de mayo de 2010pim Hawansuyoblogspotpim lluqsimurqa. Calle Grande / Grand Street I Fredy Roncalla Calle Grande / Grand Street Foto y texto por Fredy Roncalla I Pico ha regresado de Puquio. Se ha aparecido por el mercado como siempre: de improviso y cargado de ideas. Pensando en cómo mejorar su estilo de guitarra, en cómo construir su casa en Qollana, en qué regalos … Continúa leyendo I Pico ha regresado de Puquio. Fredy Roncalla