El Jucumari y la selva de los Saimiris. Nakai Mirtembaum Kattinger

El año 2004 me fracturé el tobillo haciendo gimnasia olímpica, fui un niño abocado a moverse por la intransigencia de un cuerpo inquieto: corriendo, saltando y pateando tropecé sobre huesos fracturados, no una sino muchas veces, hasta encontrar algo de equilibrio en el movimiento. En mi kínesis circulé en atracción gravitacional un cuerpo más pesado … More El Jucumari y la selva de los Saimiris. Nakai Mirtembaum Kattinger